| 9/3/2014 5:00:00 AM

La opción en la BVC que ha rentado 14% y que posiblemente no vio

Uno de los índices del mercado de capitales colombiano ha tenido un comportamiento sobresaliente a lo largo del 2014, no obstante ha pasado desapercibido ante los ojos de los inversionistas.

En lo corrido del presente año, la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) ha tenido altibajos, pero ha logrado sortear tendencias bajistas como la protagonizada por Ecopetrol y sus distintas “novelas” que la llevaron a cotizar a precios de agosto de 2010 en niveles cercanos a $3.100.

Sin embargo, en general, la plaza bursátil local ha dejado ganancias en gran parte de las acciones que componen sus índices gracias, en parte, a los buenos resultados financieros del primer trimestre del año. Hay uno de esos índices en particular que sigue siendo relativamente desconocido para los inversionistas, especialmente para los nuevos. Se trata del índice COLIR.

Ese índice hace parte de la familia creada por la BVC para categorizar a los títulos que allí operan. En resumen, según la propia bolsa local, el COLIR reúne las “acciones de las empresas que cuentan con el Reconocimiento Emisores – IR”, el cual es otorgado a los “emisores que certifiquen el cumplimiento de mejores prácticas en materia de relación con los inversionistas y revelación de información a los inversionistas y al mercado en general”.

Ese índice ha cobrado protagonismo en las últimas semanas porque arroja una variación de 14,33% en el año corrido hasta agosto, superando al principal indicador de la BVC, el COLCAP (+10,26%).

La razón para lograr una mejor rentabilidad en el presente año se debe a que el COLIR, a diferencia del COLCAP, tiene una menor dependencia de las acciones de las canastas energética y petrolera tales como Ecopetrol, Pacific Rubiales, Canacol Energy, Celsia, ISA e Isagen. En cambio, se concentra principalmente en los títulos del sector financiero como Grupo de Inversiones Suramericana, Bancolombia, Davivienda, Banco de Bogotá y Grupo Aval.

En la canasta total (compuesta por 28 acciones) el sector financiero en el COLIR tiene un peso de 39,9%, seguido del grupo de energía con 23,8% y del grupo de materiales con 18,45%. Es decir, el COLIR tiene una menor exposición a la volatilidad de las acciones petroleras y, por consiguiente, es más segura para los inversores.

Una persona natural que “hizo la tarea” con juicio de revisar las opciones e invirtió su capital en hacer seguimiento a las acciones que integran el índice COLIR tiene en su bolsillo una ganancia del 14,33%. Lo malo –porque no todo puede ser bueno- es que sobre este índice no se ha creado todavía un Exchange-Traded Fund (ETF) que replique su movimiento, lo cual dificulta comprar las acciones una por una con los consecuentes costos que ello implica.

La BVC deberá trabajar con las comisionistas de bolsa en crear un mecanismo que permita invertir siguiendo al COLIR en empresas que buscan tener las mejores relaciones con los inversionistas entregando información clara, oportuna y a tiempo.

Este aspecto ha ganado amplia relevancia en las bolsas del resto del mundo, en donde se está premiando a las empresas con las mejores prácticas corporativas. Tanto así, que los títulos de esa compañía se ven fuertemente afectados en caso de evidenciarse prácticas en contra del ambiente o de los derechos laborales.

Desde Valora Inversiones les ratificamos el mensaje de revisar la mayor cantidad de opciones de inversión en el mercado local, así como en el internacional. Hay cientos de fondos, ETF, índices, acciones, ADR y demás, sobre los cuales se pueden obtener interesantes utilidades, siempre conociendo el riesgo.

Por cierto, en los próximos días una firma comisionista local lanzará una nueva familia de ETF sobre 12 acciones del mercado local, para que siga teniendo más alternativas.

Con información de Valora Inversiones
info@valorainversiones.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?