| 1/28/2015 3:29:00 AM

MasterCard busca uso responsable de sus productos

Imposible imaginar la vida actual sin tarjetas de crédito, un instrumento que facilita la compra y ayuda en la organización de los pagos. Para hacer mejor uso de estos la firma hace recomendaciones a sus clientes.

Desafortunadamente, muchas personas confunden su utilidad y dejan de aprovechar esta poderosa herramienta que, bien empleada, puede convertirse en una gran aliada del control financiero.

Pensando al respecto, y para facilitar su uso, el programa de Consumo Inteligente de MasterCard entrega algunos consejos importantes sobre cómo usar su tarjeta de crédito.

1. La tarjeta de crédito es una forma de pago. Este es un punto muy importante porque se trata de una herramienta para manejar sus gastos pero no es una extensión de los ingresos. Es fundamental llevar una planilla de control de gastos. Puedes optar por listar los artículos o servicios que hayas adquirido con la tarjeta para mayor control o incluir el pago mensual de la tarjeta, considerando que las compras que queden pendientes generan intereses.

2. Paga la factura completa. Evite hacer pagos mínimos en su factura y de ser posible siempre liquidar el balance total, de esta forma, evitará pagar con intereses.

3. Mire atentamente el vencimiento de la factura. Respete el vencimiento de su tarjeta de crédito, siempre para evitar cargos moratorios e intereses no planificados. Este es un punto fundamental y tiene relación directa con su organización personal, ítem fundamental para un control financiero eficiente.

4. Use el crédito a su favor. Cuando realice cualquier compra y use su tarjeta como forma de pago, recuerde siempre hacer cuentas y asegurarse de que podrá pagarlo antes de firmar. Aquí vale recordar otro concepto fundamental de educación financiera: no gastar más de lo que se gana. Recuerde que, la factura llegará más tarde o más temprano y la deuda de lo que haya comprado estará ahí para ser pagado. Procure siempre hacer un uso responsable del crédito.

5. La tarjeta de crédito no es dinero gratis. Verifique siempre los ítems gastados, de esta forma sabrá lo que tendrá que pagar. Este dinero no es gratis, ni forma parte de sus ingresos, por lo tanto respete su presupuesto y planee sus compras.

6. Atienda cuanto antes los problemas de pago. Es importante mantener los pagos al día. Sin embargo, si hubiera algún imprevisto y ve que la factura está muy por encima de su capacidad de pago, contacte a las oficinas de su tarjeta o banco e intente hacer un acuerdo, evitando el pago rotativo y mayores intereses.

7. Descubra “la fecha justa”. Siempre existe una fecha más adecuada para utilizar su tarjeta de crédito como forma de pago: el día siguiente a la fecha de cierre de su factura. Descubriendo esta fecha, sus compras podrán ser prorrogadas para la factura siguiente pero -como siempre- recuerde su límite financiero para no comprometer su capacidad de pago.

8. La tarjeta de crédito es una buena opción para pagos en cuotas. La tarjeta de crédito es una opción mucho mejor y más organizada para realizar pagos fraccionados. Al contrario de los cheques de pago diferido, el pago con tarjeta es más seguro, y la burocracia es mucho menor que la de los llamados plazos.

9. Utilice la misma tarjeta para los gastos familiares. Dos tarjetas pueden ser utilizadas con fechas diferentes, pero con todos debes tener un rígido control de su presupuesto. Los bancos ofrecen programas ventajosos, como por ejemplo los planes de millas y descuentos. Concentrando los pagos en una única tarjeta, las ventajas se potencian.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?