| 12/1/2011 10:30:00 AM

Superfinanciera alerta sobre cuatro firmas que captan dinero ilegalmente

Se trata de Creditcenters, Financiera Incocrédito, Establecimiento Financiero y de Crédito CrediCompartir y/o “Víctor Mena” y Establecimiento de Crédito Inversiones Presta Ya y/o “Juan Manuel Restrepo”.

Según la Superintendencia Financiera de Colombia, estas firmas no están autorizadas para captar recursos del público en forma masiva y habitual y sin embargo, aseguran estarlo.

En el Establecimiento de Crédito Inversiones Presta Ya y/o “Juan Manuel Restrepo”, el ente de vigilancia encontró que por medio de volantes publicitarios promueve el otorgamiento de préstamos citando un número celular como único medio de comunicación.

Por su parte, Creditcenters, a través de su página web promueve el otorgamiento de préstamos citando tres números celulares y dos números fijos como únicos medios para contactarlos.

La Financiera Incocrédito, en tanto, ofrece préstamos de dinero a través de volantes publicitarios. Por no estar bajo la inspección y control de la Superfinanciera, no puede emplear en su razón social la expresión “financiera”.

Finalmente, el Establecimiento Financiero y de Crédito CrediCompartir y/o “Víctor Mena”, promueve en su página web el otorgamiento de créditos, pero por no estar vigilada por la Superfinanciera, su nombre no puede emplear la expresión “establecimiento financiero”.

Es de anotar que hay casos en los que las firmas no autorizadas, que captan recursos del público en forma masiva de manera fraudulenta, utilizan nombres muy similares, e incluso casi idénticos a los de empresas o productos legalmente constituidos.

Es el caso, por ejemplo del Establecimiento de Crédito Inversiones Presta Ya, que tiende a confundirse con la línea de créditos Prestayá del Banco Popular, que sí es vigilada por la Superintendencia Financiera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?