| 12/24/2013 12:00:00 PM

Destitución de Petro no afectó nota de Bogotá

Standard & Poor’s confirmó la calificación ‘BBB-’ de Bogotá Distrito Capital con perspectiva estable por su bajo nivel de endeudamiento indicando que su inestabilidad política no afecta la ciudad.

Standard & Poor’s Ratings Services confirmó sus calificaciones de riesgo crediticio en escala global en moneda local y en moneda extranjera de ‘BBB-’ a Bogotá Distrito Capital (Bogotá o el Distrito). La perspectiva es estable.

Así mimo, afirmó la nota de deuda senior no garantizada de Bogotá de ‘BBB-’ otorgada a sus bonos denominados en pesos colombianos (COP) por aproximadamente US$300 millones, pagaderos en moneda extranjera y con vencimiento en 2028.

La agencia de riesgo indicó en su documento de calificación que la confirmación de las calificaciones refleja su opinión de que, pese a la inestabilidad política por la que atraviesa el Distrito, provocada por el proceso de destitución contra su alcalde, Gustavo Petro, Bogotá podrá mantener la solidez mostrada hasta el momento en el manejo de sus finanzas.

´´esperamos que el Distrito continúe generando superávits operativos y después de gasto de inversión al cierre de este año y en 2014; que su posición de liquidez se mantenga sólida con respecto a sus obligaciones financieras de corto plazo y que su deuda siga en niveles bajos´´, señala el informe.

Al tiempo, la calificadora de riesgo desestimó un efecto negativo inmediato en la calidad crediticia del Distrito por el actual entorno político, pero advirtió que la inestabilidad política recurrente podría dañar su planeación financiera de mediano y largo plazo y la predictibilidad de sus políticas.

Al 30 de septiembre de 2013, Bogotá mantuvo un fuerte desempeño presupuestal con superávits después de gasto de inversión de $2,1 billones, equivalente a 26% de sus ingresos totales, lo cual se compara positivamente con el 21% que alcanzó en septiembre de 2012.

Estos resultados son producto del incremento consistente en los ingresos del Distrito, especialmente en materia de impuestos, así como de un adecuado control de sus gastos operativos.

Para el cierre de este año, Standard & Poor’s proyecta que Bogotá continuaría alcanzando superávits después de gasto de inversión superiores al 5% de sus ingresos totales, en línea con el 7% promedio de los dos años anteriores, aunque podrían reducirse a partir de 2014 ante su mayor inversión planeada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?