| 8/22/2013 3:59:00 PM

SIC debilitó a las cementeras en la bolsa

Las acciones de la compañía Cementos Argos y la de Cemex fueron las más desvalorizadas en el mercado bursátil. Sin Dividendo Corficolombiana sigue a la cabeza.

El mercado bursátil colombiano cerró en terreno negativo, el índice de capitalización de la bolsa cerró el jueves en 1.722,35 unidades, con un descenso del 0,06% frente a la jornada anterior. En lo corrido del año el indicador bursátil registra una variación negativa del 6,02%.

En cuanto al índice de liquidez COL20, éste bajó 0,35% a 1.247,82 unidades, y el IGBC bajó 0,28% a 13.669,12 unidades.

Luego del anuncio de la Superindustria sobre la investigación a las cementeras por posible acuerdo de precios, las acciones de esas compañías que están listada en bolsa fueron las más desvalorizadas.

Cemex bajó 3,62% a $14.900, seguida de Cementos Argos con 1,99% a $8.850 y Preferencial Cementos Argos con 1,56% a $8.860.


Sin Dividendo Corficolombiana logró el ascenso más importante durante la sesión. El precio de este título creció un 2,43%, con cierre de $38.000. También se destacó por su apreciación Mineros, cuyo precio creció un 2,34% a $3.275 y Éxito ascendió un 2,15% a $33.300.

Las más negociadas fueron: Éxito con $17.082,58 millones, Preferencial Helm Bank con $16.710 millones y Ecopetrol movió $12.620,26 millones.

Dólar

Al cierre de la jornada la divisa registró una tasa promedio para el dólar, de $1.921,86, lo que le significó una depreciación de $8,05 frente al promedio anterior.

Así mismo, la moneda marcó un precio máximo de $1.932,00, un mínimo de $1.914,55 y un cierre de $1.916,00. En la sesión se negociaron US$1.247,15 millones en 1.631 operaciones. La volatilidad en el precio de la moneda fue de $17,45.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.