| 1/30/2015 5:00:00 AM

Inversiones en el exterior ¿buena opción?

¿Este año se verán tasas bajas en los bonos del Tesoro americano de 10 años? Sí. El escenario de bajo crecimiento e inflación y una mayor liquidez mundial es, en general, favorable para los bonos soberanos de países desarrollados.

Germán Verdugo, analista de Credicorp Capital Colombia hace un análisis de los mercados de renta fija en el exterior para determinar que panorama se presentará este año en los mercados internacionales, principalmente en el norteamericano.

El escenario de bajo crecimiento e inflación y una mayor liquidez mundial es, en general, favorable para los bonos soberanos de países desarrollados.

No obstante, Credicorp considera que (i) el buen desempeño del mercado laboral y de la actividad económica en Estados Unidos, a pesar de la caída en las expectativas de inflación, junto con (ii) el inicio de la normalización de política monetaria, son factores suficientes para llevar a la tasa del bono del Tesoro americano a 10 años al nivel de 2,35% al finalizar el año.

En ese sentido, la firma mantuvo su recomendación al interior de la renta fija de favorecer la deuda especulativa en Estados Unidos frente a los títulos soberanos.

En EE.UU. la actividad económica luce sólida y las expectativas apuntan a un crecimiento de 2,4% y 3,2% a/a para 2014 y 2015, respectivamente, cuando en 2013 el crecimiento fue de 2,2% año a año.

Adicionalmente, la creación de empleo ha permitido que la tasa de desempleo baje hasta 5,6%. Sin embargo, el mercado laboral parece presentar aún algunos rezagos, una vez que demanda no ha sido suficiente para presionar los salarios al alza.

De igual forma, la inflación en EE.UU. enfrenta riesgos a la baja producto de los precios bajos de los commodities (en particular del petróleo) y de una expansión de la liquidez en Europa que ha fortalecido el valor del dólar.

Lo anterior ha afectado las expectativas de inflación implícitas en los precios de mercado tanto de corto como de largo plazo, a pesar de que se espera que los precios del petróleo se estabilicen y los efectos en las expectativas de inflación sean transitorios.

Esto ha sembrado dudas sobre las presiones inflacionarias en EE.UU. aun teniendo en cuenta el buen comportamiento de la actividad económica, por lo que la Fed ha mantenido un lenguaje de política monetaria más laxo de lo que se esperaba

De otra parte, la mayor inyección de liquidez en Europa y Asia junto con los riesgos de deflación y bajo crecimiento, han llevado a las tasas de los bonos soberanos de países desarrollados en dichas regiones a niveles históricamente bajos. Esto ha incrementado el valor relativo de los bonos del Tesoro americano, los cuales presentan el mayor rendimiento entre sus pares comparables.

Así, la expectativa de un bajo crecimiento e inflación mundial (el FMI recortó esta semana en 0,3% la estimación de crecimiento mundial para 2015 y 2016 a 3,5% y 3,7%, respectivamente), junto con menores tasas en bonos soberanos de países desarrollados y la caída en las expectativas de inflación ha permitido que la tendencia bajista en la tasa del tesoro se mantenga y acumule una caída de 108 puntos básicos en el último año.

Esta caída en la tasa del tesoro se ha visto acompañada de una reducción en las expectativas del mercado para el nivel de tasa 12 meses adelante, en cerca de 55 puntos base durante el mismo periodo y se ubica en el nivel de 2,93%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?