| 8/18/2015 5:00:00 AM

¿Quiénes son los jugadores más importantes de la bolsa colombiana?

A partir de 2007 los volúmenes en el mercado de acciones mostraron una clara tendencia alcista, pasando de $88.000 millones diarios, a casi $190.000 millones en 2012; 113% más en 5 años.

A este incremento contribuyeron las grandes emisiones de acciones de 2011-2012, los altos precios internacionales del petróleo, la recuperación del grado de inversión para la deuda soberana (2011), la expectativa de un fortalecimiento del peso colombiano y el buen desempeño de la economía local. Sin embargo, en los últimos dos años el volumen ha retrocedido notablemente: a julio de 2015 se encuentra en $142.000 millones, 32% menos que en el mismo período de 2012.

El menor volumen es una fuente de preocupación sobre el desempeño de los precios y en general, la profundización del mercado. La caída en liquidez es consecuencia de la incertidumbre sobre el futuro de la política monetaria de los países desarrollados y el impacto de estas decisiones sobre los flujos de inversión hacia las economías emergentes, la caída en los precios de bienes básicos, y el deterioro de las expectativas de crecimiento de las economías de la región.

El menor tamaño del mercado de acciones también está explicado por la evolución de la participación de los agentes. En 2008, las operaciones de compraventa por personas naturales representaron el 50% del mercado, lo que se explicó en parte por la emisión de Ecopetrol el año anterior (una democratización a gran escala con más de 482,000 accionistas). Para esa misma época, según información publicada por la Bolsa, la participación de los inversionistas extranjeros no superaba el 5%.

Desde entonces las cifras han cambiado notablemente y hoy en día las personas naturales realizan menos del 20% de las operaciones, mientras que los extranjeros participan con el 30%-35%. Dentro de las razones que explican la caída en el peso de las personas naturales se destacan el deterioro en confianza que generó la salida del sector bursátil de un jugador importante en 2012, la consolidación de la propiedad de las compañías listadas en ausencia de nuevas emisiones de acciones y en menor medida, la paulatina migración de las personas hacia vehículos de inversión administrados profesionalmente (carteras colectivas).

La mayor relevancia de los extranjeros es muy importante en este contexto de volúmenes bajos; dada su escala y salvo en el caso de algunos fondos de inversión de nicho, la liquidez es una condición sine qua non para que los extranjeros consideren hacer inversiones en mercados relativamente pequeños y poco profundos, como el colombiano.

Por otro lado, con frecuencia se piensa que los fondos de pensiones, por su gran tamaño, de alguna manera ‘dictan’ el comportamiento del mercado bursátil. Esta afirmación no es del todo correcta. Si bien es cierto que luego de los inversionistas mayoritarios que controlan las empresas listadas, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) son los mayores accionistas de las compañías colombianas, su participación en los volúmenes negociados no es particularmente relevante: con un máximo de 17% en 2009, durante los últimos diez años los fondos de pensiones y cesantías han representado en promedio el 12% del volumen transado, cifra muy similar a la que se registra en los primeros siete meses de 2015 (13%).

Considerando todo lo anterior, está claro que hoy en día la liquidez es clave y que salvo en muy escasos episodios aislados, los precios de mercado surgen de la interacción de los agentes y de las expectativas divergentes de los inversionistas sobre el desempeño de los activos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?