| 9/1/2015 5:00:00 AM

¿Qué está pasando con la inversión extranjera de portafolio?

La inversión de portafolio superó el año pasado la inversión extranjera directa y fue clave en la financiación del déficit de cuenta corriente. Las cifras de 2015 no podían sostener las alcanzadas en 2014 porque muchos flujos eran por una sola vez. ¿Qué ha pasado este año?

Durante el año pasado Colombia fue una de las economías más atractivas para los inversionistas internacionales pero en la actualidad, el panorama es diferente. Con la caída de los precios del petróleo, el dólar actualmente ha alcanzado niveles máximos históricos, la percepción de riesgo país ha aumentado al igual que las tasas de los TES y el índice COLCAP se encuentra en su nivel más bajo desde hace 6 años.

Como consecuencia se ha evidenciado una reducción en los flujos de inversión extranjera de portafolio (IEP). De acuerdo a las cifras de la balanza cambiaria, que registra los flujos efectivos de dólares, en el primer trimestre del año se presentó un descenso de 60,3% en este rubro con relación al mismo periodo de 2014.

No obstante, la balanza de pagos para el mismo periodo indica que la inversión extranjera de cartera cayó apenas 4,04% o US$171 millones. La participación de extranjeros en participaciones de capital y fondos de inversión cayó en US$265 millones, pero la participación en títulos de deuda aumentó en US$94 millones.

Lo anterior significa que la caída en términos contables no ha sido tan significativa como la reducción en los flujos efectivos.

Esto obedece a que las posiciones que se registran en la balanza de pagos no implican necesariamente un movimiento de efectivo en divisas, lo cual puede indicar que si bien cayó la oferta de dólares en el primer trimestre, el interés internacional por los activos y valores colombianos no ha caído tan dramáticamente como lo sugiere la balanza cambiaria.

¿Cómo se comportaron los flujos durante este primer semestre?

Ahora bien, de acuerdo a las cifras del Banco de la República, el primer semestre del año se destacó por una fuerte caída de 76,4% en la IEP frente al mismo periodo del año pasado. La reducción se explica en parte por el efecto base  pues el año pasado la IEP alcanzó máximos históricos.  También es cierto que la caída obedece a una mayor percepción de riesgo de la economía nacional, a la recuperación del mercado norteamericano y a la fortaleza del dólar como a la caída en los precios  del petróleo.

Las tasas de interés de los instrumentos de deuda públicos han aumentado como consecuencia del aumento del índice EMBI+. El anterior indicador, que mide la percepción de riesgo de las economías emergentes, prácticamente duplico su valor en el último año al pasar de 150 a 280 puntos.

Por su parte el peso colombiano ha superado sus registros máximos históricos ubicándose por encima de los $3.000. Lo anterior ha generado una reducción en los flujos de inversionistas extranjeros cuyas posiciones se afectaban tanto por la caída general del mercado accionario y de bonos como por la pérdida de valor en moneda extranjera de sus portafolios.

De acuerdo a las cifras presentadas por la BVC en el último informe de flujos de fondos de inversión tanto el mercado de acciones como el mercado de bonos en Latam se han destacado por una salida de flujos de inversión durante el 2015.

Flujos de Inversión de Fondos Internacionales hacia LATAM en acciones
 
Fuente: BVC

Flujos de Inversión de Fondos Internacionales hacia LATAM en bonos
 
Fuente: BVC

En particular, se ha observado un mayor deterioro en los flujos desde mayo lo cual coincide con el retroceso en los precios del crudo los cuales habían recuperado terreno durante abril.

¿Cómo empezó el segundo semestre?

De acuerdo a las cifras parciales en lo corrido del segundo semestre y con dos semanas de agosto pendientes, la IEP registra un total de US$1.416 millones lo cual es un 59,1% inferior a cifra registrada en julio y mitad de agosto de 2014.

Sin embargo, el resultado no es del todo negativo ya que es importante tener en cuenta que la IEP del año pasado en julio y agosto tuvo una cifra récord por el rebalanceo de JP Morgan.

Adicionalmente, en tan solo seis semanas han llegado US$42 millones menos que en todo el acumulado del primer semestre lo cual hasta la mitad de agosto sugería un posible mayor interés de los inversionistas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?