| 6/7/2015 5:00:00 AM

Recomendaciones para quienes piensan en su autonomía laboral

Las generaciones más jóvenes son más proclives a considerar autoemplearse y ser emprendedores. Lo cierto es que cada vez son menos seguros los empleos y es oportuno leer aspectos a tener en cuenta.

Una lista de consejos que viene bien para quienes han pensado enfocar su vida en auto emplearse, ser independientes, cuenta propia o como en lo llaman en España, ser autónomo. Esto puede ir desde el emprendimiento o de actividades que llaman freelance.

Emplearse o tener un puesto de trabajo en una empresa no es lo seguro que solía ser y los mensajes de nuestros días apuntan no solo a las dificultades en la economía mundial. Los decrecientes márgenes de los negocios y la irrupción de las tecnologías en las esferas del empleo y el trabajo de las personas, hacen a los trabajadores más vulnerables.

Es normal que el emprendedor sienta pánico al pensar que su actividad es una empresa unipersonal. Es decir, que está solo en esa batalla. Por lo que expertos recomiendan no entrar en pánico. Incluso, las personas que trabajan en grandes empresas se encuentran que sus labores solo las pueden realizar ellos mismos y que no es tan claro que tienen el apoyo de otros. Adicionalmente, en la empresa su jefe es su cliente. Cuando se es cuenta propia su cliente es el jefe.

Un segundo consejo es que le ponga precio a su tiempo y en cierta forma, al tiempo que necesita para tomarse vacaciones en el año. Esto porque en ese tiempo no obtendrá ingresos como cuando esta empleado.

Un tercer aspecto, es que considere que debe ser más cauto y prudente con el dinero. En especial debería considerar que cerca del 25% de sus ingresos como independiente los debería ahorrar aportando a sus pensiones y a otros planes de ahorro para su retiro.

Al establecer su ambiente de trabajo, considere que requiere los elementos e implementos para hacer su actividad pero que no debe aislarse y que le conviene compartir con otras personas. También es importante pertenecer a redes de relacionamiento y tratar con personas que también son cuenta propia, cuya experiencia y conocimiento se puedan complementar con los suyos.

Revise bien los impuestos a que puede ser sujeto bajo una SAS u otra forma de llevar su negocio. Considere imprescindible revisar periódicamente con el contador su mejor planeación tributaria así como conocer cuánto pueden llegar a ser los impuestos que en la declaración anual pueda llegar a tener que cancelar. No olvide que tendrá que hacer sus aportes de salud y de pensiones con regularidad y que esos deben tenerse dentro de sus gastos fijos, con o sin ingresos en el mes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?