| 7/7/2015 5:00:00 AM

Revisan el rol de la comunicación en las mesas de negociación

A las autoridades y las entidades financieras del mundo entero les resulta siempre retador detectar preventivamente prácticas indebidas en los mercados de valores. Proponen el uso de Big Data, cuya función preventiva permitiría control permanente elevando la eficiencia del cumplimiento normativo.

Se dice que el mercado de divisas en el mundo afronta una crisis de confianza después que seis importantes entidades financieras globales fueran multadas por prácticas indebidas de manipulación. Esa crisis está asociada a la necesidad de reconstruir la reputación del mercado y fortalecer la disciplina del mismo.

Algunos datos del mercado cambiario mundial además muestran los cambios que se están dando en la negociación de divisas. Por ejemplo, un exponencial crecimiento en nuevos mercados. Asia ya representa el 30% de la negociación mundial de divisas. Por ejemplo, medios más sofisticados y de bajo costos que multiplican la cantidad de operaciones. Más de la mitad de los montos se negocian a través de plataformas electrónicas o E-Trading.

Al tiempo que otros no cambian tanto. Se mantiene una muy profunda competencia entre los bancos globales pero especialmente por los flujos reales donde el mercado es más atomizado.

Factores que han coincidido con las reflexiones que se han dado también por prácticas indebidas de manipulación en la fijación de las tasas de interés como la Libor.

La preocupación de las autoridades globales porque los precios sean representativos no es muy diferente a que los precios para liquidar las operaciones en que se basan miles de operaciones de derivados sean transparentes y adecuadamente formados.

No deja por lo mismo de ser un gran reto para el mercado y los reguladores que los márgenes por tipo de cliente, operación o monto pueden variar entre sí, o con relación a las plataformas electrónicas, sin que ello sugiera necesariamente algo indebido. Sin embargo, el proceso se ha transformado en una escena compleja, las autoridades revisan y las entidades muchas veces actúan con la sola duda frente a sus traders con el ánimo de señalar que las posibles malas prácticas no obedecen a órdenes de la entidad sino a actuaciones individuales.

El creciente problema es que en recientes meses, varios de los casos internacionales han resultado con las entidades financieras denunciadas por sus exempleados por despido injusto.

Estas circunstancias han dado pie a un creciente interés por darle uso al Big Data, tanto en las comunicaciones internas y externas de los pisos  de negociación de algunas entidades globales.
 
Uno de esos usos lo ha propuesto una empresa de tecnología financiera que sugiere elevar el nivel de supervisión sin necesariamente poner bajo sospecha todas las negociaciones que ocurren tradicionalmente en los mercados. La herramienta propuesta es Behavox, que permite establecer un monitoreo sofisticado de las conductas o comportamientos generados a través de las conversaciones para identificar cuando en las negociaciones se utilizan códigos atípicos o cuando hay patrones en conversaciones habladas o escritas anormales en el lenguaje tradicional de un trader específico.

La aproximación es interesante en la medida que parte de reconocer que sin un sistema de monitoreo y cumplimiento muchas de las actividades son prácticamente imposibles de ser detectadas por la cantidad de datos, operaciones y conversaciones que pueden producirse en una firma o entidad.

Creado por un ex analista de Goldman Sachs y un fundador de un fondo, la herramienta incluso llega a detectar casos en que se responden más ágilmente las comunicaciones con una contraparte y casos donde se desatiende o no se le asigna mayor importancia a una comunicación. Uno de los aspectos que podría suponer la tecnología financiera con el big data es que llegaría a combinar la información relacionada con las comunicaciones con los patrones de negociación para hacer más efectivo el desempeño de las áreas de cumplimiento en las entidades financieras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?