| 8/1/2016 12:01:00 AM

Preparan mapa de áreas rápidamente disponibles para explorar y producir petróleo

La nueva estrategia de la ANH será la asignación de ciertas áreas sin subasta pero con contraoferta. El acuerdo está casi listo para salir.

Colombia tendrá un mapa de áreas rápidamente disponibles para la exploración y explotación de petróleo y gas, según un acuerdo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) que está casi listo para salir a la luz.

Según conoció Dinero, el mapa tendrá solamente las áreas donde operará de forma permanente el nuevo esquema de asignación sin subasta. No incluirá las áreas sobre las que ANH está desarrollando nuevos conocimientos geológicos. Tampoco tendrá las áreas reservadas ni aquellas que van a ser objeto de rondas petroleras.

La nueva forma de entregar zonas a las petroleras es el ‘as bajo la manga’ para dinamizar una industria que ha sufrido por cuenta del desplome de los precios internacionales.

¿Cómo funcionará la asignación sin subasta?

Todas las petroleras podrán inscribirse en un registro de potenciales interesados en áreas disponibles. Para estar en esa base de datos deben demostrar que cumplen ciertos requisitos financieros y técnicos para asumir un contrato con el gobierno.

Es una especie de precalificación que se hace cada dos años. ¿Qué ganan con eso? La posibilidad de pujar por cualquier área del nuevo mapa en cualquier momento del año y una oportunidad preferencial de quedarse con ella en menos de dos meses.  

Supongamos que la petrolera X identifica un área disponible de su interés que llamaremos ‘Llanura’. Esa compañía prepara una propuesta para el gobierno, incluyendo cuánto va a invertir y qué participación económica le ofrece al gobierno. Esa propuesta llega a la ANH en un sobre sellado y se guarda en un banco.

Como la ANH quiere asegurarse de tener la mejor propuesta posible, le cuenta al resto de la industria que la empresa X ha hecho una propuesta al gobierno por el área disponible ‘Llanura’. Ahí todos los competidores de X pueden presentar contrapropuestas al gobierno en un plazo de 30 días.

Al finalizar esos 30 días el gobierno abre todas las propuestas y las compara. Si X tuvo la mejor propuesta se queda con el área, si su propuesta no es la mejor, tiene una única oportunidad de 10 días para igualar la mejor propuesta y quedarse con el área.

La lógica detrás de este esquema es que como el primer proponente tiene ventaja, las compañías van a moverse para presentarle propuestas atractivas al gobierno. Por otro lado, las compañías ya no tendrían que esperar una nueva ronda de hidrocarburos para pujar por un área que les interesa.

¿Y qué va a pasar con las rondas?

Las rondas van a seguir pero en una versión más ligera.

La ANH descubrió que el esquema actual de rondas, donde se han llegado a ofrecer más de 90 áreas de una sola vez, no es muy eficiente. En cambio sería mejor hacer grupos más pequeños de áreas de modo que se pueda hacer una ronda por año con un número menor de ofertas y ese es el camino a seguir.

Los criterios para usar rondas o el nuevo esquema dependerán mucho del tipo de áreas y del interés que muestren los inversionistas. 

Otros cambios 

En su última versión, el proyecto de acuerdo 05 permitirá la entrada de fondos de inversión como nuevos jugadores de la industria. Estos vehículos de inversión podrán respaldar hasta el 70% de un contrato de exploración y explotación si tienen una alianza con una petrolera acreditada para operar en Colombia. 

Abrirle la puerta a los fondos de inversión permitirá a las petroleras de menor tamaño acceder a un mayor músculo financiero. 

Otra de las innovaciones del acuerdo es segmentar los requisitos exigidos a las petroleras de acuerdo al tipo de área. En otras palabras no se pedirá lo mismo a quien quiere explorar las aguas profundas del Caribe que a quien busca operar un campo petrolero maduro.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?