| 7/17/2014 4:00:00 PM

Wall Street no tuvo un buen día

Los precios de las acciones estadounidenses bajaron debido a que los inversionistas se inquietaron por la posibilidad de una escalada de las tensiones entre Rusia y Occidente luego del derribo de un avión de pasajeros en el este de Ucrania.

Los corredores también se desanimaron por los débiles resultados trimestrales de las empresas que cotizan en bolsa y por un informe del gobierno que mostró que la construcción de viviendas se desaceleró en junio a su ritmo más lento en nueve meses.

El promedio industrial Dow Jones retrocedió 161 puntos (0,9% ) para cerrar en 16.976, mientras que el índice Standard & Poor's declinó 23 puntos (1,2% ) a 1.958. El compuesto Nasdaq cayó 62 puntos (1,4% ) a 4.363.

Los informes más recientes del gobierno sobre la economía no mostraban una dirección clara. El número de personas que solicitan prestaciones por desempleo en Estados Unidos cayó la semana pasada, un indicio alentador sobre el mercado laboral, pero la construcción de viviendas cayó en junio a su ritmo más lento en nueve meses, un revés para las esperanzas de que la vivienda impulse el crecimiento económico. "Las cifras de vivienda fueron débiles, pero el sector de la vivienda ha sido increíblemente volátil", dijo Randy Frederick, director de intercambio bursátil y derivados en el Schwab Center for Financial Research. "Fueron desalentadoras definitivamente".

Microsoft anunció el jueves temprano que eliminará hasta 18.000 empleos, un 14% de su plantilla laboral, en el curso del año próximo a medida que reduce las capas administrativas e integra el negocio de la empresa de tecnología Nokia que terminó de adquirir en abril. La compañía tiene cerca de 127.000 empleados ahora.


Ap/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?