| 8/9/2017 3:28:00 PM

El dólar se encarece por crecientes tensiones entre EE.UU y Corea

Un sentimiento de precaución prevaleció en los mercados financieros internacionales en la jornada de hoy, por segundo día consecutivo, motivado por el incremento del riesgo geopolítico proveniente de la creciente tensión entre los Estados Unidos y Corea del Norte.

Esta vez la causa de la inquietud  de los inversionistas fue la advertencia hecha este miércoles por el presidente Donald Trump, según la cual Corea del Norte sería enfrentada con “fuego y furia” si continúa amenazando a los Estados Unidos.

Por tal motivo, las preferencias de los inversionistas se inclinaron hacia los activos más seguros, como la deuda pública de bajo riesgo soberano de las economías avanzadas y el oro, que se valorizaron por la mayor demanda.

Visite: Un nuevo mundo con tasas de interés bajas

Al mismo tiempo, la inquietud por el mayor riesgo geopolítico los llevó a liquidar posiciones en los activos más riesgosos, como las acciones y los de las economías emergentes, que se desvalorizaron por la mayor oferta.

En consecuencia, los índices de las principales bolsas, incluidas muchas de las de los mercados emergentes, sufrieron retrocesos moderados.

Recomendado: De los TLC, la paz y los aguacates

El refugio de los inversionistas en activos seguros depreció la mayoría de las monedas de los países emergentes. El peso se contagió con esta tendencia, de tal manera que se devaluó por segunda vez esta semana.

Por esta causa, el dólar se negoció en promedio a $3.011,34 en el mercado interbancario colombiano, lo cual representó una depreciación diaria de 0,6% (o $16,7) de la moneda nacional. Con ella, la tasa de cambio interbancaria promedio quedó con una devaluación de 0,3% (o $10,31) en lo corrido del año.

Le sugerimos leer: El potencial de las empresas en mercados emergentes

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.