| 9/21/2016 2:52:00 PM

Dólar cae por decisión de mantener bajas las tasas de interés en EEUU

La Reserva Federal de Estados Unidos decidió no modificar la meta de la tasa sobre los fondos federales, que dejó entre 0,25% y 0,50%, donde ha estado desde diciembre de 2015. ¿Cuál será el comportamiento del dólar en el corto plazo?

En la jornada de hoy prevaleció de nuevo un sentimiento de tolerancia al riesgo en los mercados financieros internacionales, motivado por la baja probabilidad asignada por los operadores a un incremento en la meta de tasa de interés de referencia para la política monetaria en los Estados Unidos –conocida como tasa sobre los fondos federales–, que es fijada por el Comité de Operaciones de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal (Fed).

En consecuencia, tanto las acciones como la deuda pública se valorizaron por la mayor demanda de los inversionistas alrededor del mundo, mientas que el  dólar se debilitó frente a la mayoría de las monedas, incluidas muchas emergentes.

De manera paralela, el precio del petróleo aumentó, debido a un descenso de los inventarios en los Estados Unidos (de 6,2 millones de barriles) la semana pasada, revelado por la Administración de Información Energética, que contradijo el incremento esperado por los analistas (3,4 millones). En el caso del Brent el aumento del precio (USD$47,03 por barril) fue de 2,5% diario.

De acuerdo con estas tendencias internacionales, el precio del dólar hoy se negoció en promedio a $2.893,89 en el mercado interbancario colombiano, lo cual significó una apreciación diaria de 0,6% (o $17,05) de la moneda nacional.

Al final, el FOMC decidió no modificar la meta de la tasa sobre los fondos federales, que dejó entre 0,25% y 0,50%, donde ha estado desde diciembre de 2015. Sin embargo, estableció en el comunicado de prensa que los riesgos de corto plazo están aproximadamente balanceados, lo cual podría interpretarse como una guía prospectiva agresiva, que señala que habrá un incremento en futuro inmediato.

Esta posibilidad fue reforzada por la aseveración de que el caso de un aumento se ha fortalecido, pero que por el momento se decidió esperar mayor evidencia de un progreso continuo hacia los objetivos de la Fed, que son el pleno empleo con la estabilidad de los precios.

De nuevo, la decisión de variar la meta quedo dependiente de los datos sobre el comportamiento de la actividad económica, el mercado laboral y la inflación en los Estados Unidos, junto con los riesgos externos, hasta la próxima reunión de los días 1 y 2 de noviembre. Sin embargo, como en esta reunión no está programada un conferencia de prensa para explicar la decisión, es probable que se prefiera la del 13 y 14 de diciembre para modificar la meta, si es necesario, ya que esta incluye la interacción con los periodistas.

La probabilidad de un incremento antes de finalizar 2016 fue reforzada también, por una parte,  por el hecho de que tres de los miembros del FOMC votaron por aumentar la meta en la reunión que finalizó hoy. Y por otra, porque los pronósticos del FOMC revelados al final de la reunión,  predicen un incremento de 25 puntos básicos antes de terminar el año y dos en 2017.

Estos pronósticos establecen una senda más baja de aumentos de la meta que la de la reunión de junio, cuando predecían dos este año y tres el entrante. Además, reducen la previsión de la meta de largo plazo para esa tasa de interés, que se podría interpretar como la tasa de interés neutral, es decir, la que no estimula ni desestimula la actividad económica, de 3% a 2,9%. También redujeron el pronóstico de la tasa de crecimiento de la economía estadounidense de 2% a 1,8% para 2016 y la de inflación de 1,4% a 1,3% para el cierre del año. Sin embargo, proyectan que la convergencia a la meta de inflación de 2% ocurrirá en 2018.

El FOMC reiteró que el sendero de aumentos será gradual y dependiente de los datos de la economía norteamericana y de los riesgos externos, que continuarán monitoreando.

De acuerdo con la decisión del FOMC, es previsible un incremento de los precios de los activos financieros alrededor del mundo el resto de la semana, junto con un debilitamiento internacional del dólar y un mayor apetito por riesgo, que puede estimular los flujos de capital hacia las economías emergentes, lo cual apreciaría sus monedas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?