| 1/11/2017 3:10:00 PM

El peso se deprecia por falta de claridad sobre políticas de Trump

A pesar del repunte del precio del petróleo, el peso se debilitó junto con otras monedas emergentes, debido a las declaraciones del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump.

Los mercados financieros internacionales estuvieron volátiles en la jornada de hoy, debido a que las declaraciones del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, en la primera rueda de prensa que concedió esta mañana desde julio pasado, no aclararon suficiente las dudas de los inversionistas sobre la celeridad y eficacia del  estímulo fiscal y otras políticas económicas que propuso durante la campaña electoral. Al final, Trump no entró en los detalles que esperaban los operadores sobre la implementación y el cronograma de sus estrategias económicas. 

Por tal motivo, los índices de las bolsas estadounidenses y el dólar, que se valorizaron antes de la rueda de prensa, cedieron casi la totalidad de esas ganancias después de ella. Sin embargo, se mantuvieron alrededor de los valores máximos alcanzados desde la elección del nuevo presidente, por el efecto estimulante sobre la actividad económica en los Estados Unidos, que se espera todavía de la puesta en práctica de sus propuestas.

Lea también: Trump insiste en que México debe pagar muro fronterizo

Después de dos días de disminuir de manera pronunciada, el precio del petróleo se incrementó. En el caso del Brent, el precio (USD 55,16 por barril) aumentó 2,8% diario.

A pesar del repunte del precio del petróleo, el peso se debilitó junto con otras monedas emergentes. De este modo, el precio del dólar hoy se negoció en promedio a $2.981,41 en el mercado interbancario colombiano, lo cual representó una depreciación diaria de  1,1% (o $31,4) de la moneda nacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.