| 4/23/2012 7:00:00 AM

Por fin señales positivas de Europa para monedas de la región

Las monedas de América Latina iniciarían la semana al alza, impulsadas por el anuncio de que el FMI incrementará su capacidad de préstamo para auxiliar a Europa, pero un mayor costo de la deuda de países como España podría contener el apetito por activos de riesgo.

El Grupo de los 20 países desarrollados y emergentes prometió el viernes aportar más de 430.000 millones de dólares para potenciar el poder de fuego del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ayudarlo a evitar un contagio a otros países de la crisis de deuda europea.

"En estas reuniones no se iba a desaprovechar la oportunidad de publicar una cifra grande de fondeos, lo que le puede dar un sesgo positivo a los mercados", dijo Enrique Alvarez, jefe de análisis de IDEAGlobal en Nueva York.

"No obstante, el mercado estará atrapado con la crisis de solvencia de España y otros países de Europa. Al inicio podría aliviarse el riesgo, pero todos estarán atentos al rendimiento de los bonos a 10 años y si estos suben, darán volatilidad al mercado", agregó.

Precisamente, a primera hora del lunes, el euro, cuya trayectoria es seguida habitualmente por las monedas de mercados emergentes, retrocedía frente al dólar, por un alza en los rendimientos de bonos de Alemania, luego de un negativo dato fabril en ese país.

Como contraparte, una positiva cifra de actividad industrial en China, la segunda mayor economía del mundo, aliviaba en parte las preocupaciones de inversionistas.

De concretarse el impulso alcista para los activos de alto rendimiento, el peso mexicano podría romper la resistencia de 1.311 unidades hacia los 1.308. Por el contrario, el tipo de cambio mantendría un soporte inalterable entre los 1.320 y 1.322 unidades.

"A mitad de semana, está la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos. Siempre el mercado espera recibir señales de una mayor estímulo y liquidez en dólares. Si eso ocurre, el peso podría ir hasta los 1.305 pero, si no, seguirá atrapado dentro del rango", dijo un analista.

En cuanto al real de Brasil, la mayor economía de la región, el mercado podría seguir impulsándolo y desafiando al Banco Central, que lleva adelante una agresiva política de compra de dólares para disminuir su avance.

"En Brasil veremos un techo para el tipo de cambio en los 1,88 y, en caso de que el real se aprecie, podría llegar hasta 1,85. Pienso que el mercado aguardará algún tipo de medida del Central a ese nivel", comentó Alvarez de IDEAGlobal.

Peso chile en equilibrio, sol brilla

Por su parte, el peso chileno se mantendría en el rango de 480 y 490, donde se ha movido al menos durante los últimos dos meses, y que se sostiene además en las sólidas cifras de crecimiento económico y empleo del mayor exportador mundial de cobre.

"Ese rango se pudo comprobar de cierta forma con recientes caídas de los mercados globales y del cobre que no tuvieron tanto efecto local. Chile está muy sano, con sólidas cifras económicas", dijo Hernán Jiménez, analista de Forex Chile en Santiago.

En tanto, en Perú, el sol mantendría el impulso alcista luego de anotar máximos de más de 15 años la semana pasada, buscando romper las 2,65 unidades, con un Banco Central de Reserva que funcionaría como dique para contener su escalada.

"El sol mantendría su sesgo al alza por la oferta (de dólares) proveniente del sector corporativo, en medio de los últimos días del periodo de impuestos del mes, donde todavía se requiere el pago de algunas empresas importantes", dijo Gonzalo Navarro, gerente de cambios del Banco Santander en Lima.

En Argentina, el peso profundizaría su debilidad por la desconfianza que genera en los inversionistas el reciente anuncio del Gobierno de un plan para expropiar la petrolera YPF, otrora controlada por la española Repsol.

Operadores esperan que el peso mayorista, regulado por el Banco Central, tome como referencia para el inicio de la nueva semana la zona de 4,40 por dólar, mientras que en el circuito marginal lo haga en torno a las 5,00 unidades.

Por su parte, el peso colombiano, que parece tener mayor fuerza que sus pares regionales, seguiría avanzando y buscaría acercarse a las 1,765 unidades por dólar, mientras se aguarda algún tipo de medida para disminuir su avance, según comentó la semana pasada su ministro de Hacienda.

De aplicarse estas medidas, el tipo de cambio encontraría una resistencia en torno a las 1,780 unidades.

Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?