| 8/16/2012 7:00:00 PM

Plazas latinoamericanas siguieron la senda verde de Wall Street

Las bolsas latinoamericanas siguieron la tendencia positiva de Wall Street, que cerró con ganancias gracias a los buenos resultados del sector tecnológico y pese a datos no muy alentadores de la economía de ese país.

En ese sentido, los números azules en la plaza neoyorquina fueron seguidos de cerca por sus homólogos latinoamericanos.

La bolsa de Sao Paulo, la principal de la región, avanzó el 2,16% en su índice Ibovespa y alcanzó los 59.445 puntos, en un día con un intercambio comercial de 6.540 millones de reales (unos US$3.239,2 millones). También, el Merval de Buenos Aires subió el 1,76 %, hasta las 2.483,42 unidades, al concluir la jornada en la que hubo un volumen de negocios de 68,2 millones de pesos (US$14,7 millones).

En la misma orilla se ubicó Santiago, que aumentó un 0,72% en el IPSA, que quedó en los 4.214,62 enteros, al cabo de una compra y venta de valores de 71.699.510.879 pesos (unos US$149,37 millones).

En igual postura, la rueda colombiana se apreció el 1,18% en su índice general (IGBC), que alcanzó los 14.242,27 puntos tras movimientos por 265.724,07 millones de pesos (US$146,22 millones de dólares).

La anterior tendencia fue acogida por Lima, en donde el índice general sumó un 0,89%, hasta las 20.022,02 unidades, con operaciones por 38.616.670 nuevos soles (equivalentes a US$14.770.193).

Finalmente, el Imebo Montevideo se apreció el 0,10% y llegó a los 3.857,60 enteros, tras reportar transacciones por 53.434.235 pesos uruguayos, equivalentes a US$2.487.477.

En contraste, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) perdió un 0,19%, lo que ubicó al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en 40.714,87 puntos, con un comercio de por 11.218 millones de pesos (unos US$853 millones).
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?