| 6/9/2014 6:45:00 AM

Inversionistas en pirámides tendrán que responder

En entrevista con Dinero el Superintendente Financiero, Gerardo Hernández, habló de la necesidad de endurecer las sanciones a quienes participan en estos esquemas de negocio, pues hacen parte de la actividad ilegal de captar dinero sin autorización.

El negocio de las pirámides en Colombia se volvió popular con la caída de DMG donde miles de colombianos perdieron sus inversiones. Sin embargo, pese a la resonancia de dicho caso estos modelos de negocio se han popularizado al punto que no se tiene conocimiento de cuantas puedan existir en el país.

A pesar de los esfuerzos de la Superintendencia Financiera de Colombia por lograr que los colombianos no inviertan en estas “empresas” ha sido una lucha difícil dado que a sabiendas de la ilegalidad del esquema, muchos participan con la intención de lucrarse antes de que caiga la fachada.

Durante el segundo congreso de Asofiduciarias la codirectora del Banco de la República, Ana Fernanda Maiguashca, se refirió a que uno de los grandes problemas que ha con las pirámides es que los colombianos buscan “meter y sacar rápido, meter y sacar rápido, para alcanzar a ganar antes de que se caiga”.

Al respecto el Superintendente Financiero de Colombia, Gerardo Hernández, le dijo a Dinero que “quienes participen en las pirámides lo está haciendo de manera activa o pasiva en el presunto delito de captación ilegal. No sólo entrar primero y salir con utilidades va a ser el problema, el simple hecho de participar del modelo los hace parte del esquema de captación ilegal y podrían afrontar consecuencias penales”.

Sin embargo, Hernández es consciente de la necesidad de que más ciudadanos entiendan la peligrosidad de involucrar los ahorros en esa clase de negocios, no sólo por el riesgo de verse inmerso en un proceso penal sino además por la posibilidad de perder la inversión.

“Lo que estamos haciendo es una campaña a nivel nacional, estamos yendo a las diferentes ciudades para hablar con las autoridades y de policía, con el comercio y la ciudadanía en general. Esto para advertirles de las dificultades y los peligros de participar en estos negocios”.

Hasta la fecha la entidad no ha podido establecer si la participación de personas naturales en estos negocios es más popular en los estratos 1, 2 y 3 o en el 4, 5 y 6, pues es un flagelo que ha logrado permear todas las esferas sociales.

Periódicamente la Superfinanciera reporta y alerta sobre entidades que se dedican de manera ilegal a la captación de recursos del público. Sin embargo la difusión en la sociedad de esas empresas aún es menor a la necesaria para que no tengan la acogida que todavía tienen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?