| 10/26/2012 7:30:00 AM

Pérdidas generalizadas en las grandes bolsas de Asia

Las bolsas más importantes de Asia concluyeron la semana con una jornada de bajadas generalizadas, aunque algunas plazas no abrieron las puertas a causa del comienzo de la Fiesta del Sacrificio que celebran los musulmanes.

La Bolsa de Tokio retrocedió el 1,35%, para terminar la semana en negativo y perder los 9.000 puntos, en una jornada en la que predominó la recogida de beneficios después de tocar ayer su máximo en un mes.

El selectivo Nikkei cayó 122,14 puntos y quedó en 8.933,06 unidades, mientras que el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, se depreció un 1,36%, o 10,19 puntos, hasta 741,23 enteros.

En Seúl, la bolsa perdió el 1,72% de su valor después de que el Banco de Corea anunciara un crecimiento del PIB nacional de un 0,2% entre julio y septiembre, la cifra más baja desde el último trimestre de 2009.

El índice referencial Kospi cayó 33,07 puntos, hasta 1.891,43 unidades en una sesión en la que se movieron 4.140 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq se contrajo 12,75 puntos, el 2,46%, hasta los 505,5 enteros.

En Shanghái, la bolsa cayó un 1,68% y su índice general concluyó en 2.066,21 puntos, o 35,37 unidades por debajo del cierre de la jornada precedente. El volumen de negocios fue de 54.250 millones de yuanes (6.472 millones de euros, 8.610 millones de dólares).

En Hong Kong, el índice referencial Hang Seng bajó el 1,21% o de 264,66 puntos, y se situó al cierre en los 21.545,57 puntos.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok perdió un 1,20%, 15,58 puntos, y el SET se colocó en la zona 1.281,81.

Varias de las bolsas de Asia no trabajaron debido a las festividades musulmanas, de modo que la bolsa de Singapur permanece en 3.057,51, y la de Malasia, en 1.297,39.

 EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?