| 9/24/2010 5:30:00 PM

Oro cierra semana de plenas alzas

Los contratos de oro más negociados en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los que tienen su vencimiento en diciembre, volvieron hoy a marcar un nuevo máximo histórico, al terminar la jornada bursátil a 1.298,1 dólares por onza.

Este metal precioso firmó su sexto récord histórico en las últimas sesiones en el mayor mercado físico de materias primas del mundo con ese precio de cierre, pero durante esta última jornada de la semana llegó a alcanzar los 1.301,6 dólares por onza.

El oro cierra así una semana en la que ha marcado récords en todas sus sesiones a excepción del martes, y con los que ha continuado esa tendencia imparable desde que la semana pasada también registrara máximos históricos en tres sesiones.

Este metal precioso vive un momento de fuerte apreciación que los analistas asocian a una suma de factores, entre ellos la especulación, la debilidad del dólar y la falta de confianza en la buena marcha de la recuperación económica de Estados Unidos.

El oro ha servido en las últimas jornadas de inversión refugio al resentirse los mercados de valores de una tendencia vendedora por parte de los inversores, aunque este viernes su sólida subida coincidía sin embargo con una jornada de decididas ganancias en los principales índices de Wall Street.

A falta de unas dos horas después de la apertura, el Dow Jones de Industriales subía un 1,67% (178,31 puntos) para ubicarse en torno a 10.840,73 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 y el índice del mercado Nasdaq también experimentaban avances del 1,91% y el 1,92%, respectivamente.

La plata también subió hoy en Nueva York y cerró a 21,39 dólares, lo que supone su precio más alto en más de 30 años.

En Londres, la onza de oro volvió a alcanzar un nuevo máximo histórico y cerró a 1.297 dólares.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?