| 8/30/2012 2:00:00 PM

Nuevo directivo para mejorar imagen de Barclays

El banco británico Barclays nombró como nuevo consejero delegado a Antony Jenkins para tratar de limpiar la imagen de la entidad, tras el escándalo de la manipulación de la tasa Líbor.

Jenkins, un británico de 51 años, era hasta ahora responsable de la actividad minorista y de negocios del grupo. Este jueves reemplazó con efecto inmediato al estadounidense Bob Diamond, cuya plaza estaba vacante desde su dimisión a comienzos de julio.

"Barclays es un banco universal, sólido... pero hemos cometido serios errores estos últimos años y claramente hemos fracasado a la hora de responder a lo que se esperaba" de la entidad, comentó Jenkins en un comunicado Ahora quiere "restaurar la reputación" del banco, lo que a su juicio, llevará "tiempo".

Jenkins, que inició su carrera en Barclays hace casi treinta años, era miembro del comité ejecutivo desde 2009.

Barclays ya había designado hace tres semanas como nuevo presidente del consejo de administración a David Walker, un veterano de las finanzas, para suceder a Marcus Agius, también víctima del escándalo del Líbor.

El caso estalló en junio, cuando Barclays informó de que iba a pagar una multa de 290 millones de de libras (453 millones de dólares) para poner fin a las investigaciones de los reguladores británico y estadounidense por el caso de manipulación de las tasas interbancarias Líbor (establecida en Londres) y Euríbor (para la Eurozona) entre 2005 y 2009.

El caso tuvo un gran eco, ya que esas tasas interbancarias sirven de referencia para una serie de productos financieros y pueden tener consecuencias en las condiciones de los préstamos a empresas y particulares.

Pero la entidad se ha vuelto a ver envuelta en otro escándalo.

El miércoles por la noche Barclays reconoció que es objeto de una investigación de la Oficina Británica de Lucha contra la Delincuencia Financiera (SFO) por las condiciones de captación de fondos en Catar en 2008.

Al cierre de la sesión de este jueves, la acción de Barclays cayó 1,53% a 183,50 peniques en la bolsa de Londres, que cedió 0,42%.

El pasado 27 de julio, al presentar sus resultados semestrales, el banco reveló que la Autoridad británica de Servicios Financieros (FSA) había abierto también una investigación reglamentaria contra cuatro empleados actuales o pasados del banco, entre ellos el director financiero, Chris Lucas.

El caso remonta a la crisis financiera de 2008, cuando Catar invirtió más de 2.000 millones de libras (US$3.100 millones) en el banco en el mes de junio. Cinco meses después, la entidad recibió otros 6.800 millones de libras de un grupo de inversores de la región, lo que le evitó ser nacionalizada en parte.                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?