| 9/22/2009 12:00:00 AM

Nueva estrella para la bolsa

La SIE, la holding de Terpel está a pocos días de salir a bolsa. No habrá una emisión nueva. Se inscribe para darle liquidez a la acción. Terpel es la empresa privada más grande en ventas del país.

La acción de la Sociedad de Inversiones en Energía, SIE SA, la holding de Terpel, se inscribió en el Registro Nacional de Emisores e Intermediarios, como paso previo a su inscripción en bolsa.

“Se están adelantando los trámites ante la Bolsa de Valores de Colombia, por lo cual esperamos que para mediados de octubre se hayan inscrito las acciones en bolsa”, le dijo a Dinero.com el Representante Legal de la SIE, Felipe Tovar.

La SIE no tiene prevista una emisión de nuevas acciones. “El propósito de inscribir las acciones en bolsa, es darle liquidez a la misma en beneficio de sus accionistas”, explica Felipe Tovar.

El valor inicial de las acciones será el valor patrimonial, y posteriormente, la oferta y demanda del mercado determinarán su precio.

La Sociedad de Inversiones en Energía (SIE), se creó en 2000 para agrupar a los accionistas de los siete trépeles regionales que existían en ese momento. En 2001, la recién formada SIE creó la Organización Terpel con el propósito de integrar las compañías.

Lo que tiene la SIE
La SIE es la holding de los trepeles, que para finales de la década de los 90, eran un grupo que jugaban en la periferia del mercado de distribución de gasolina. (Ver Revista Dinero No 329, julio de 2009) Pocos creían que había futuro para ellas en un mercado dominado por gigantes multinacionales. Sin embargo, las cosas han cambiado notablemente. Cuando se suman los ingresos de toda su operación, en 2008, Terpel fue la primera empresa privada en Colombia en ventas y es una dinámica multinacional latinoamericana, con negocios en seis países, que estaría entre las 100 mayores empresas de la región y es vista por los analistas internacionales como un proyecto con amplias posibilidades de crecimiento.

El recorrido ha sido vertiginoso. En 2008, Terpel facturó más de US$5.100 millones, triplicando los ingresos de 2004. Hoy tiene cerca de 2.000 estaciones de servicio y un portafolio de negocios diversificado que incluye gas vehicular, combustible para industria, transporte aéreo y buques. Además la empresa se alista para salir a Bolsa.

La historia es particularmente interesante si se tiene en cuenta que, hace apenas 10 años, los accionistas dudaban del futuro del negocio y decidieron venderlo. Los potenciales compradores tampoco lo encontraron atractivo y no quisieron comprarlo. A los accionistas les tocó quedarse con la empresa. Fue entonces cuando inició su transformación, que ha dado resultados espectaculares en esta década.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?