| 2/21/2011 8:20:00 AM

Monedas de América Latina respetan rangos

Las monedas de la región se aprestan a operar en rangos acotados en una semana más corta para los mercados debido a un feriado en Estados Unidos, aunque algunos datos económicos de ese país podrían generar breves rupturas al alza de estos límites técnicos.

Tras el feriado del lunes, Estados Unidos dará a conocer durante la semana cifras sobre la confianza del consumidor, ventas de casas nuevas, pedidos de bienes duraderos y la cifra revisada del Producto Interno Bruto (PIB) del cuarto trimestre. Pese a ello, cada moneda seguirá operando con matices propios. Así, el real brasileño estará atento a sus datos de la balanza comercial y flujo cambiario.

"El dólar (frente al real) continuará en su actual franja de oscilación (...) Lo que puede cambiar eso es una noticia más fuerte del exterior o el refuerzo de las actuaciones del banco central", dijo Victor Asdourian, operador de cambios de la correduría paulista Hencorp Commcor.

La moneda brasileña ha venido operando en un rango de 1,660-1,672 por billete verde.

En México, el peso seguiría restringido a un rango de 12.00 a 12.08 unidades por billete verde, atento a las cifras de su principal socio comercial, pero también a datos locales como el crecimiento del PIB del cuarto trimestre y la inflación de la primera quincena de febrero. "En el mercado doméstico se espera una pequeña sorpresa al alza en el dato de inflación del jueves, pero menor, no debería afectar", estimó Pedro Tuesta, economista de la consultora 4Cast en Washington.

Para Tuesta, una ruptura del firme piso sicológico de 12 unidades por dólar sería "muy temporal", por lo que el tipo de cambio regresaría rápido por arriba de ese nivel.

Peso chileno incontenible
Saliéndose del libreto regional, el peso chileno podría marcar nuevos máximos ante la expectativa de que el banco central continúe con su ciclo de restricción monetaria, elevando sus tasas de interés para frenar presiones inflacionarias. "Creo que el mercado buscará romper el piso de los 468 pesos (por dólar) y si lo logra, irá a buscar los 465 pesos, con lo cual el tipo de cambio volvería a los niveles en que estaba antes de la intervención", dijo un operador en Santiago.

El banco central chileno compra diariamente 50 millones de dólares para incrementar sus reservas, medida que también busca quitar fuerza a la moneda local.

Por su parte, se espera que las monedas de Argentina y Perú mantengan su estabilidad, debido a la cercana vigilancia que los bancos centrales de ambos países mantienen respecto a sus tipos de cambio. El peso argentino mayorista -controlado por el banco central- se mantendría en la zona de los 4,0225/4,0250 por dólar, su nivel mínimo histórico, mientras que el peso informal también se movería mínimos de 4,17/4,175 por dólar. "Pese al excelente ingreso de divisas comerciales y al descenso que registró el riesgo soberano (...) los agentes privados continúan demandando activos externos con cierta intensidad", dijo en un reporte la consultora AMF-Economía en Buenos Aires.

En tanto, la moneda peruana continuaría oscilando en un rango de entre 2,76 y 2,77 soles por dólar, estimó Mario Guerrero, analista de Scotiabank en Lima. 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?