| 5/30/2011 8:30:00 AM

Monedas de A.L mantendrán volatilidad, atentas al dólar

Las monedas de América Latina continuarían volátiles esta semana, aunque con una ligera tendencia alcista, siguiendo el comportamiento de la semana previa y atentas a datos de la economía de Estados Unidos, que podrían debilitar al dólar.

Cifras negativas en Estados Unidos han avivado la preocupación por la mayor economía del mundo y puesto freno al avance del dólar. Asimismo, los temores a que el Fondo Monetario Internacional retenga un tramo de 12.000 millones de euros del paquete de rescate de Grecia y que la crisis pueda expandirse a otros países, agregarían incertidumbre a las monedas latinoamericanas.

En todo caso, el lunes, los mercados estarán cerrados en Estados Unidos, por lo que no se espera mucho movimiento cambiario en las plazas de la región durante la jornada, dada la falta de referencia del dólar en Nueva York. "La volatilidad no va a ceder. Las monedas (de Latinoamérica) tienen un factor de empuje de precios intermitentes, que es el dólar (...), y esa intermitencia va a seguir en pie y el dólar seguirá siendo el elemento central que llevará a las monedas", dijo el analista Enrique Alvarez de IDEAglobal en Nueva York.

El real brasileño, la moneda de referencia de la región, se apreció el viernes, pese a la persistente intervención del Banco Central, que realizó dos compras de dólares para absorber el fuerte flujo de divisas estadounidenses a la plaza local.

La moneda brasileña cerró el viernes en 1,601 unidades por dólar, con un alza del 0,99 por ciento, la mayor en siete semanas.

Analistas prevén una política monetaria más agresiva en Brasil en la medida que el real se vaya acercando a la barrera psicológica de las 1,60 unidades por dólar.

En México, la segunda mayor economía de América Latina, el peso seguiría robusteciéndose frente al dólar aunque a menores niveles que en semanas previas. "El canal de apreciación debería seguir, aunque creo que (el peso) debería empezar a desacelerar un poco este movimiento y consolidarse en niveles del 11.50 u 11.55", opinó el jefe de cambio de Bulltick Capital Markets, Ramsés Villela, quien agregó que sólo un gran suceso en Europa -como una declaración de moratoria de deuda de Grecia- podría cambiar el rumbo.

El viernes, al cierre de operaciones del Banco Central, la moneda ganó un 0.48 por ciento a 11.6155/11.6170 por dólar.

Uno de los datos que marcarán esta semana será la difusión de la tasa de desempleo en Estados Unidos. La firma IDEAglobal estima que el país del norte habría creado 215.000 empleos en mayo, mientras que el promedio del mercado es más conservador y va por un aumento de 195.000 empleos.

Mayor volatilidad
El sol peruano, que cerró el viernes con la mayor baja porcentual diaria de las últimas seis semanas, volvería a vivir jornadas de alta volatilidad de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del domingo.

El sol cayó el viernes un 0,25 por ciento a 2,755/2,756 unidades por dólar ante la cautela del mercado frente a los próximos sondeos electorales, que le dan una ligera ventaja a la conservadora Keiko Fujimori frente al nacionalista Ollanta Humala.

A pesar del retroceso, la moneda peruana se apreció un 0,07 por ciento en la semana y acumuló un avance del 1,82 por ciento en lo que va del año, por lo que analistas consideraron que podría mostrar un sesgo más defensivo, cotizándose en torno a las 2,76 unidades por dólar. "El sol está muy concentrado en el factor político doméstico y no está mirando el contexto externo en relación a la volatilidad de metales y al sentimiento de riesgo, por lo que en algún momento se tienen que equiparar esos factores", explicó Alvarez.

El peso chileno despidió el viernes en máximos de una semana, cerrando al alza por cuarta jornada consecutiva por el repunte del precio del cobre, su principal producto de exportación.

Al término de la sesión, el tipo de cambio spot anotó valores de 466,70/467,00 unidades por dólar, descontando la pérdida que acumulaba frente a la divisa estadounidense en lo que va del 2011. "Tenemos prácticamente todos los mercados positivos, un precio del cobre con fuerte alza y un dólar que ha estado cayendo ante el euro; por lo tanto, frente a este escenario, lo más lógico es que el peso también sea llevado por esta ola positiva", dijo un operador en Santiago.

Por su parte, el mercado cambiario argentino seguirá su propio camino por el accionar del Banco Central, que compra millonarias cifras diarias de dólares para evitar la apreciación del peso.

Se estima que el mercado mayorista no avanzará mucho más allá de los 4,09 pesos por dólar al cierre de mayo y de un diferencial superior al 5 por ciento frente al mercado marginal, que se mueve en torno a las 4,335 unidades.

En Colombia, el peso terminó en 1.807 unidades por dólar, acumulando un alza del 0,44 por ciento en la semana. El lunes se realiza la reunión mensual del Banco Central, donde se espera un alza en la tasa de interés de referencia y la extensión de un plan de compra de dólares para suavizar la tendencia de apreciación del peso frente al dólar.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?