| 9/22/2011 4:00:00 PM

Monedas de AL se desploman por temores de economía global

Las monedas latinoamericanas caían con fuerza el jueves, con el real brasileño y el peso mexicano tocando sus niveles más bajos desde la crisis financiera del 2009, en medio de preocupaciones de que la economía global se está desacelerando.

El Banco Central de Brasil intervino para contener un desplome del real de casi un 5 por ciento, al vender 2.750 millones de dólares en swaps cambiarios para apoyar al real, revirtiendo una estrategia que recién aplicó en agosto para evitar que la moneda local se fortaleciera.

Tras la intervención, el real pasó a cotizar con una caída del 0,93 por ciento en el día, a 1,8740 unidades por dólar, aún su nivel más bajo en más de dos años. Posteriormente, revirtió las pérdidas y pasó a terreno positivo.

Los precios de las materias primas, que representan buena parte de las exportaciones de la región, caían ampliamente ante señales de que las economías de Estados Unidos, Europa y China, responsables de casi un 60 por ciento de la producción global, están desacelerándose.

Para agravar los problemas, una decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos el miércoles de lanzar la llamada "Operación Twist" -un intento por reducir las tasas de interés de largo plazo mediante un cambio de las tenencias de deuda de la Fed para acumular bonos de largo plazo- fue vista como demasiado débil para apuntalar la tambaleante economía estadounidense.

"Estamos viendo una posible nueva recesión global y eso está sacando a los inversores de (las monedas) de Latinoamérica y de otras monedas basadas en materas primas para llevarlos al dólar", dijo Luciano Rostagno, estratega jefe de CM Capital Markets en Sao Paulo. "Prácticamente estamos en un camino de una sola vía en la región", agregó.

En momentos de tensiones económicas, los inversores con frecuencia venden activos de monedas consideradas de alto riesgo, como el real brasileño y el peso mexicano.

El peso mexicano caía un 1,60 por ciento a 13,8950 unidades por dólar. Poco antes, había perdido hasta un 1,92 por ciento a 1,9400, su nivel más débil desde el 30 de abril del 2009.

Chile, que depende de las exportaciones de cobre, también vio un desplome de su moneda. El peso chileno se debilitó un 3,63 por ciento a 519,40 unidades por dólar tras haber bajado hasta un 5,06 por ciento a 527,20, su mayor caída desde el 21 de julio del 2010.

En Colombia, un productor clave de aceite y petróleo, el peso cayó un 2,19 por ciento a 1.916,05 unidades por dólar mientras que el sol de Perú bajó un 1,08 por ciento a 2,7880, su nivel más débil desde el 17 de junio.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?