| 8/11/2011 8:40:00 AM

Mercados europeos se recuperan siguiendo a los bancos

Las acciones europeas se recuperaban el jueves mientras los bancos recobraban algo de las grandes pérdidas pese a la preocupación reinante sobre su exposición a la deuda de países como Grecia e Italia, al tiempo que Wall Street se aprestaban a otra jornada de repunte siguiendo otra vía.

La reversión sufrida por Wall Street el miércoles provocó un repliegue en muchos de los mercados asiáticos en sus inicios.

Los precios del crudo se ubicaron alrededor de los 83 dólares el barril, mientras que el dólar nuevamente cayó en sus cotizaciones frente al yen y al euro.

El índice Financial Times 100 de la bolsa británica ganaba 2% hasta los 5.108 al mediodía, mientras que el referente alemán DAX subía 2,5% hasta los 5.754 puntos. El referente CAC-40 de la bolsa francesa aumentó 2,5% hasta las 3.078 unidades.

Por su parte, Wall Street, que se vio sacudida la semana pasada luego que la firma calificadora Standard & Poor's le quitó a Estados Unidos su clasificación crediticia AAA la semana pasada, parecía encaminarse a una tendencia alcista.

Los contratos a término del índice industrial Dow Jones avanzaban 1,1% hasta los 10.842 punos mientras que los futuros del barómetro S&P 500 aumentaban 1,2% hasta los 1.137,20.

En Asia las bolsas cayeron como consecuencia de la creciente preocupación generalizada por el estado de los bancos de Europa y la calificación crediticia de Francia.

En el Japón, el índice Nikkei cayó 0,6% y cerró en 8.981,94 puntos, arrasando con todas las ganancias logradas en la sesión previa. El fortalecimiento del yen, la moneda nacional, abrumaba al extenso sector exportador del Japón.

Las principales empresas exportadoras como Honda Motor Corp. y Nissan Motor Corp. registraron pérdidas del 3,5% mientras que Toyota, Mazda y Sukuzi Motor Corps. registraron considerables pérdidas bursátiles. Asimismo conglomerados fabricantes de electrodomésticos como Sony Corp. perdió 2,2% y Panasonic Corp. cayó 1,7%.

En Hong Kong, el índice Hang Seng declinó 1,1% a 19.558,78. El índice Kospi de Corea del Sur, que tuvo altibajos, cerró con alza de 0,6% hsasta los 1.817,44.

El índice australiano S&P/ASX 200 bajó menos del 0,1% a 4.203,50 puntos después de caer casi 2% al iniciar el día. En China, el Shanghai Composite cerró con una alza marginal.

La jornada previa, en Wall Street, el índice industrial Dow Jones cerró con pérdidas de 519 puntos, cuando las ventas se dispararon a causa de las preocupaciones sobre Europa. Las acciones bancarias sufrieron las consecuencias porque los inversionistas temían que los problemas de la deuda en ultramar podrían llegar a Estados Unidos.

Francia fue sometida a presión en medio de tensiones de que podría seguir el mismo paso que Estados Unidos y convertirse en el nuevo país que pierda su máxima calificación crediticia de AAA.

No solamente los bancos franceses salieron mal parados. Todos los bancos europeos de importancia encararon ventas masivas de sus acciones ante los temores de que estén demasiado expuestos a la crisis de la deuda soberana. El alemán Commerzbank AG destinó casi 1.000 millones de dólares con cargo a reservas para cubrir las pérdidas ante la devaluación de los bonos griegos.

Durante la mañana del jueves en Londres, el dólar se cotizaba 0,4% más bajo a 76,50 yenes por unidad, no muy lejos del nivel que alcanzó la semana pasada y que llevó al Banco Central de Japón a intervenir en los mercados.

En tanto, la cotización del euro avanzó 0,8% con respecto al dólar y ahora cada unidad se vende en 1,4253 dólares en un ambiente de mayor riesgo.

Los mercados petroleros se recuperaron de la mano con los bursátiles. En la cotización electrónica de la Bolsa mercantil de Nueva York, el barril de crudo avanzó 88 centavos y se vendía a 83,77 dólares el barril.


AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?