| 10/30/2012 5:00:00 PM

Mañana abre Wall Street, sistemas sin daños

Las bolsas de Estados Unidos reabrirán el miércoles tras dos días de cierre, después del paso del huracán Sandy, la peor tormenta que golpea Nueva York en casi 75 años.

NYSE Euronext afirmó que la Bolsa de Valores de Nueva York abrirá, aunque cambiaría a comercio completamente electrónico si fuera necesario. Por su parte, Nasdaq Omx Group Inc dijo que retomará las operaciones del Nasdaq el miércoles, así como también las bolsas BATS. "Estamos rodando duro para abrir mañana y esperamos completamente hacerlo, pero muchas firmas tendrán o problemas de conectividad u otras cosas, de modo que estamos instando a todas las firmas a salir y probar sus soportes", dijo en una entrevista el presidente ejecutivo de NYSE Euronext, Larry Leibowitz.

Las bolsas, bancos, corredores y otros en Estados Unidos discutieron el martes durante horas sobre la factibilidad de reanudar las operaciones después de que las bolsas cerraron por mal clima por primera vez en 27 años.

El bajo Manhattan, donde están localizados Wall Street y NYSE, sufrió un corte de energía el lunes tras ser golpeado por Sandy, la peor tormenta que afectó a Nueva York desde al menos 1938.

El NYSE ha abierto en circunstancias adversas en el pasado, incluyendo un día lunes tras el paso del huracán Irene en agosto del año pasado y el 17 de septiembre del 2001, seis días después de los ataques del 11 de septiembre. "Mañana no estará exento de sobresaltos, pero será lo suficientemente bueno como para que los mercados estén bien", comentó Leibowitz.

El NYSE dijo el domingo por la tarde que planeaba cerrar su piso de operaciones y mover todas las operaciones a su mercado electrónico.

Posteriormente dio pie atrás después de que operadores y reguladores manifestaron preocupación, dadas las dificultades y los bajos niveles de personal debido a la tormenta, sobre mover todo a la sede electrónica, un plan probado el 31 de marzo pero nunca usado.

Los mercados de bonos también permanecieron cerrados el martes, con operadores planeando reabrir el miércoles. "Tener tres días de cierre por una emergencia climática sería algo sin precedentes y el punto principal es que los mercados estadounidenses no quieren ser percibidos como otra cosa que no sea confiables", afirmó Mike Shea, socio y operador de Direct Access Partners LLC en Nueva York. "Eso realmente es un tema. Una emergencia como el 11 de septiembre fue diferente", agregó.

Posible volatilidad
Sandy fue la peor tormenta en la ciudad desde por lo menos 1938 y causó una marejada e inundaciones tan severas que hicieron colapsar el masivo sistema de metro de Nueva York. La interrupción de ese medio de transporte podría extenderse por varios días.

Cuando los mercados abran el miércoles, podría haber una explosión de volatilidad tras el cierre de dos días. Sin duda algunos inversores tratarán de determinar qué sectores y acciones serán ayudados o debilitados por la tormenta, pero el efecto económico más amplio debería ser limitado.

Brian Gendreau, estratega de mercado de Cetera Financial Group, afirmó que los mercados tienden a rebotar a sus niveles previos dentro de cinco días tras desastres naturales.

La excepción a esa regla fue el tsunami en Japón, que devastó la cadena global de abastecimiento. La tormenta Sandy no tendrá el mismo impacto, aseguró. "Estados Unidos es una economía muy grande y aunque la magnitud de esta tormenta podría estar en los miles de millones (de dólares), la verdad es que es muy pequeña en relación al PIB", sostuvo.
 


Reuters                                                                                                                 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?