| 1/25/2012 12:00:00 AM

Los impactos que tendrían mercados emergentes por la crisis

El resentimiento de los canales de crédito y el impacto en los mercados de divisas, renta fija y variable, serían los efectos que tenderían los mercados emergentes derivados de la turbulencia internacional, según un análisis del FMI.

La actualización sobre “el mercado de enero de 2012: En lo profundo de la zona de peligro”, del Fondo Monetario Internacional (FMI) señala que la crisis de la deuda de la zona del euro ha recrudecido “y se requieren medidas urgentes para impedir un desenlace sumamente desestabilizador”.

Según el documento, las economías emergentes fuera de Europa central y oriental podrían sufrir las repercusiones de la crisis de la deuda europea a través de distintos canales.

“Si bien los mercados emergentes fuera de Europa han resistido bien a los shocks y los sucesos ocurridos en las grandes economías el año pasado, los indicadores recientes se han debilitado significativamente y el clima de negocios general ha empeorado”, indica el informe.

En primer lugar asegura que los canales de crédito podrían resentirse si, como consecuencia de las presiones, los bancos europeos repliegan el crédito transfronterizo, y especialmente el financiamiento del comercio internacional, y si las casas matrices de los bancos dejan de respaldar el crédito local.

“Por ejemplo, los bancos de la zona del euro proporcionan aproximadamente 30% del financiamiento para proyectos y comercio internacional en la región de Asia, a pesar de que sus balances concentran apenas alrededor de 5% de los activos bancarios”, señala.

Sin embargo, asegura que el impacto depende de la medida en que los bancos locales puedan llenar ese vacío de financiamiento.

Así mismo, advierte que las restricciones del financiamiento a largo plazo podrían limitar mucho la capacidad de los bancos en ámbitos como el financiamiento del comercio de transporte marítimo y aéreo, así como el financiamiento de proyectos e infraestructura.

En segundo lugar, los mercados locales de activos (mercados de divisas y renta fija y variable) podrían encontrarse nuevamente sometidos a presión debido a las salidas de capital, el deterioro de la liquidez, y una redeterminación de precios que podría repercutir en las condiciones locales de financiamiento”.

¿Qué tan preparados están?

De acuerdo con el documento, muchos países han acumulado sustanciales reservas de capital y liquidez para contrarrestar los shocks adversos y los mercados locales en general han resistido bien las presiones generadas por la crisis de Lehman.

No obstante, el informe señala que las economías emergentes de Europa son particularmente vulnerables, en vista de la concentración del crédito otorgado por bancos europeos y la dependencia de Europa como mercado de exportación, indicó.

Agregó que en esa región, las reservas son generalmente escasas en comparación con otras regiones de mercados emergentes, y existen otras vulnerabilidades de larga data en el sistema financiero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?