| 4/22/2016 6:35:00 PM

Los estúpidos errores de Buffet antes de llegar al club de los más ricos

Warren Buffet se equivocó en grande antes de convertirse en uno de los inversionistas más reconocidos del mundo por  llevarle la contraria al resto y hacer millones en el proceso.

“Monumentalmente estúpida”, así describe Warren Buffet  a varias de sus primeras jugadas en Berkshire Hataway, la firma por la que hoy está en el top 5 de los hombres más adinerados del planeta.

Lea también: El multimillonario que movió un árbol de 200 años a su parque privado 

Hace más de 50 años Buffet tenía unas acciones en una firma de textiles llamada Berkshire. La fábrica tenía problemas y estaba recomprando acciones en el mercado.  El presidente de la firma era Seabury Stanton  y le prometió a Buffet un precio de US$11,5 por acción al comienzo, pero su oferta definitiva fue levemente menor. El magnate se enfureció y se negó a vender su parte.  

Poco después Berkshire se unió a Hataway, otra fábrica de telas, en lo que hoy Buffet llama “un pacto suicida”.  En lugar de despegar la nueva empresa aumentaba sus pérdidas cada año, cerraba plantas y empezaba a hundirse. Con cada reestructuración Berkshire Hataway terminaba recomprando acciones en el mercado.

Buffet vio la oportunidad hacer dinero fácil comprando acciones muy baratas para luego venderlas a la cuando la firma tuviera que hacer nuevas reestructuraciones. “Comprar la acción a ese precio era como levantar una colilla del piso pero a la que le quedaba todavía un soplo. Aunque sería feo y desagradable la bocanada sería gratis”, escribió Buffet.

Sin embargo, estaba tan molesto con el engaño de Seabury Stanton que cuando le hicieron una nueva oferta por sus acciones no sólo se negó a vender las que ya tenía sino que comenzó a comprar compulsivamente hasta que se quedó con todo el negocio.

“Gracias a Seabury y a mi comportamiento infantil, él perdió su trabajo y yo terminé con más del 25% del capital de mi firma de inversión metida en un terrible negocio del cual sabía muy poco. Me convertí en el perro que alcanzó al carro”, agrega el magnate.

Los resultados de la industria textil fueron tan malos que en 1.985 Buffet tiró la toalla y tuvo que cerrar esa línea perdiendo millones de dólares.

Por fortuna para él por esa época metió dinero de Berkshire Hataway en la industria de seguros y comenzó a hacer otras jugadas que resultaron siendo más exitosas. Hoy tiene en sus manos a Geico, una de las firmas más rentables de la industria de seguros en el mundo.

Con los años Buffet asegura que ya no está buscando colillas tiradas en el piso. Ahora en lugar de comprar negocios justos a precios maravillosos, busca negocios maravillosos a precios justos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?