| 7/27/2013 7:16:00 AM

Lo que se debe en vivienda

El Minhacienda Mauricio Cárdenas reveló que los bancos ya han desembolsado en créditos de vivienda, con el beneficio de la tasa de interés otorgada por el Pipe, $311 mil millones.

La cifra corresponde a los cuatro meses que lleva en funcionamiento el Pipe, Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo, que se lanzó el 15 de abril y en el que el Gobierno anunció que se reducía para los préstamos hipotecarios nuevos la tasa de interés.

Este beneficio consiste en una reducción del 5% en la tasa, que está subsidiada por la Nación en 2,5% y los bancos en 2,5%. De esta manera el interés de los préstamos se reduce de 12% a 7% en la mayoría de las entidades financieras.

El plan Pipe, según el Gobierno, ha permitido que la cartera de créditos hipotecaria esté creciendo en 14%. Los desembolsos suman $311 mil millones que corresponde a 3.733 solicitudes con el subsidio.

En total, la cartera de vivienda entre enero y mayo asciende a más de $5 billones, de acuerdo con cifras de la Superintendencia Financiera de Colombia. El mes con mayores desembolsos fue Mayo con $1,3 billones.

Algunos bancos han revelado sus estimaciones y los montos entregados en créditos para este segmento, por ejemplo Bancolombia, suma $7 billones y esperar cerrar el año en $9 billones.

Davivienda proyecta aprobar en préstamos para vivienda entre $3,5 billones y $4 billones en 2013 y el Bbva Colombia ha entregado $920 mil millones, registrando un crecimiento de 20% en esta cartera.

A pesar de los buenos números y la demanda por este tipo de préstamos, los bancos prevén que la tasa de interés para todos los créditos, en especial para el de vivienda, se encarecerán y estiman que sólo podrán cumplir el financiamiento de 19 mil inmuebles tal y como se planteó inicialmente en el plan Pipe y no de 50 mil como lo quería el Gobierno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?