| 8/17/2012 6:45:00 PM

Latinoamérica se desliga de las ganancias de Wall Street

Las principales bolsas de América Latina cerraron a la baja y se desmarcaron así de las ganancias registradas en Wall Street y Europa tras el respaldo al euro expresado por Angela Merkel, y la divulgación de datos económicos positivos en EE.UU.

De esta forma, el índice Ibovespa de Sao Paulo, el principal mercado latinoamericano, se depreció un 0,61 % y terminó en 59.082 puntos, en una sesión en la que se concretaron operaciones por 5.681,3 millones de reales (unos 2.819,5 millones de dólares), mientras la plaza mexicana registró un retroceso de 0,41 %, lo que ubicó al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en 40.547,49 unidades, en una jornada en la que se intercambiaron títulos por 8.258 millones de pesos (629 millones de dólares).

A su vez, el Merval de Buenos Aires bajó un 0,94 %, hasta los 2.459,95 enteros, tras reportar un volumen de negocios de 123,1 millones de pesos (26,6 millones de dólares).
Y el indicador Imebo de Montevideo perdió un 0,15 % y quedó en 3.851,76 puntos, en una sesión con un volumen financiero de 17.241.843 pesos uruguayos (805.079 dólares).

En sentido opuesto, la rueda bursátil de Santiago subió 1,12 % en su índice IPSA, que quedó en 4.261,98 unidades, en un día en el que cambiaron de mano acciones por 75.609.697.615 pesos (157,52 millones de dólares).

Entre tanto, la plaza bursátil colombiana cerró con un ascenso de 0,02 % en su índice general (IGBC), que quedó en 14.245,48 enteros, al cabo de transacciones por 137.061,70 millones de pesos (75,08 millones de dólares). Y el Índice General de la Bolsa de Valores de Lima cerró en 20.105,31 puntos, luego de registrar un alza del 0,42 %, en una sesión en la que se negociaron 20.569.515 nuevos soles (7.870.486 dólares).                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?