| 12/13/2011 8:41:00 AM

Las penas aún no habrían terminado para bancos EE.UU.

Aún los inversionistas que siempre nadan contra la corriente en Wall Street están mirando con recelo al abatido sector financiero de Estados Unidos.

Las acciones bancarias acumulan un descenso de un 20 por ciento este año, desde ya el de peor desempeño en el S&P 500. La debilidad ha sido tan profunda que el S&P, que baja un 18 por ciento en el 2011, habría subido un 3,3 por ciento si se excluye al sector financiero, de acuerdo a Equity Research de Estándar & Poor's.

La mayor parte de los participantes del mercado concuerda en que las acciones deberían repuntar en el largo plazo. Pero parecen ser demasiado riesgosas para los operadores a corto plazo.

Es aquí cuando los intrépidos buscadores de oportunidades que aprovechan el temor de los inversores se abalanzan sobre el abatido sector. Pero los problemas que están acosando a los bancos -desde la crisis de deuda en Europa hasta las sombrías perspectivas de ganancias- no parecer aplacarse.

"Nuestro trabajo es comprar a un precio bajo y vender a un alto precio. Con el sector financiero, aún me pregunto, ¿qué es bajo?", dijo John Manley, estratega en jefe de acciones de Wells Fargo Advantage Funds en Nueva York.

La aversión al sector financiero es grande. Los activos en los fondos centrados en bancos han caído un 40 por ciento en los últimos seis meses y el grupo es el único de los 10 sectores del S&P que se transa por debajo del valor libro.

Los participantes del mercado citan varias razones por las cuales creen que el sector financiero sigue en picada, incluyendo regulaciones, debilidades en el sector inmobiliario y los temores ligados a la creciente crisis de deuda de Europa.

"Los valores son atractivos, pero debe haber un catalizador para impulsar los precios aún más y simplemente no veo eso", dijo Peter Coleman, director de investigación en JMP Securities en San Francisco.

Valores
En los últimos seis meses hasta la semana que finalizó el 7 de diciembre, los activos bajo administración (AUM, por sus siglas en inglés) en el sector de fondos financieros/bancarios han descendido 8.000 millones de dólares netos, o casi un 40 por ciento, de acuerdo a la base de datos de Lipper U.S. Funds Flows de Thomson Reuters.

Los activos en el sector alcanzaron un pico en febrero del 2011 de casi 23.000 millones de dólares en AUM. Desde entonces, la mayoría han sido flujos de salida.

Los inversores continuaron aprensivos debido a los temores respecto a Europa. La estrategia de inversión predominante este año ha sido operar en los eventos macros, específicamente la crisis de deuda de la zona del euro.

Cuando empeora el panorama de Europa, los bancos son castigados, particularmente por corredurías como Morgan Stanley y Jefferies & Co, ante los temores de una exposición deuda del Viejo Continente.

"Lo que abarató a estas acciones aún está aquí. Es sin embargo un negocio riesgoso y no se tiene idea lo mal que le puede ir al negocio hasta que realmente se vuelva peor", dijo Manley.



Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?