| 7/19/2013 12:00:00 PM

La venganza de DMG

Recientemente se conoció que a través de volantes publicitarios distribuidos en diferentes partes del país, en especial en Fusagasugá (Cundinamarca), reapareció la pirámide.

La Superintendencia Financiera salió a advertir nuevamente al público en general que la firma “DMG” o “DMG 2012 Triplique su Dinero” o cualquier nombre similar con el que se presente, no se encuentran sometidas a la inspección, control y vigilancia de esta Entidad.

En consecuencia, “DMG” o sus similares no tienen autorización para ofrecer en Colombia ninguna clase de productos o servicios financieros, entre los cuales se encuentra la recepción de recursos del público en forma masiva y habitual.

Así, quienes decidan entregar su dinero para realizar las operaciones propuestas por “DMG” o sus similares lo van a perder.

Recientemente se conoció que a través de volantes publicitarios distribuidos en diferentes partes del país, en especial en el municipio de Fusagasugá (Cundinamarca), personas inescrupulosas prometen pagar intereses que oscilan entre el 100% y el 150% a quienes entreguen sus recursos.

Quienes contactan a “DMG” deben suministrar su número de cuenta bajo el supuesto de que en ella le van a depositar un cheque por el pago anticipado de los rendimientos prometidos, el cual resulta impago, o les prometen la entrega de un bono. Adicionalmente, debe entregar su dinero mediante un depósito en efectivo, por el valor de la participación prometida.

La actividad se concreta mediante comunicación telefónica a través de dos números de celular, que son el único medio de contacto con “DMG”, ya que no existe un domicilio o ubicación física de sus oficinas como tampoco una identidad del verdadero responsable de la firma.

Es por esto que la Superintendencia Financiera hizo un llamado a los colombianos a colaborar con las autoridades (alcaldes y gobernadores, Policía Nacional, Superintendencia de Sociedades y esta Superintendencia), para que suministren los datos que posean en relación con las personas que dicen responder por dicho modelo de negocio, tales como nombres, domicilios, números de cuenta y demás información, necesaria para una efectiva actuación por parte de las entidades competentes encargadas de adoptar las medidas previstas en las leyes para reprimir tal actividad ilegal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?