| 11/9/2011 8:00:00 AM

La tensión en Italia hace caer las bolsas europeas a media sesión

La tensión inversora por la situación política y económica de Italia ha producido hoy nerviosismo en los mercados europeos, que pierden más de un 2 % a media sesión, con la prima de riesgo de la zona del euro con clara tendencia alcista.

Las grandes plazas bursátiles seguían acusando la tensión de la crisis del euro y de Italia, donde los inspectores de la Comisión Europea (CE) y del Banco Central Europeo (BCE) ya han comenzado los trabajos de supervisión de las reformas económicas que se comprometió a acometer el primer ministro, Silvio Berlusconi, con sus socios comunitarios el pasado 26 de octubre.

Así, el índice FTSE de Milán caía el 3,81 % y la prima de riesgo italiana escalaba ya hasta los 565 puntos básicos, con el rendimiento de su bono a diez años en niveles récord del 7,37 %, reflejando la tensión y los graves problemas del país, que han obligado a Berlusconi a anunciar que va a presentar la dimisión en cuanto se aprueben las medidas de ajuste comprometidas.

Por su parte, Fráncfort caía el 2,50 %, con el rendimiento del bono alemán a diez años en el 1,723 %, porcentaje que sirve para calcular las primas de riesgo del resto de los países por ser considerada la economía alemana la más segura del mundo.

En Francia, el CAC de París caía el 2,46 % y la prima de riesgo se situaba en 143 puntos básicos, sin parar de subir en toda la mañana.

En España, el IBEX 35 perdía el 2,54 % y la prima de riesgo española escalaba hasta los 406 puntos básicos.

Londres, por su parte, retrocedía el 1,65 % contagiado también por el nerviosismo de los mercados, aunque no pertenece a la zona del euro.

El euro cotizaba a la baja frente al dólar a esta hora y sufría una importante caída, hasta las 1,3641 unidades, desde las 1,3827 de la apertura.

EFE


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?