| 1/15/2010 6:00:00 AM

La integración de los mercados de valores en América Latina tiene que pasar

El fundador de la firma de administración de portafolios de inversión. Compass Group, el chileno Manuel Balbontín está seguro de que la unión de las bolsas es una tendencia inexorable. Empiezan las de Colombia, Chile y Perú. Seguiría quizás con Brasil.

La integración de los mercados de valores latinoamericanos es inexorable, dice Manuel Balbontín, fundador del Compass Group, la firma latinoamericana de administración de portafolios de inversión. Este financiero chileno tiene razones de sobra para saberlo.

Lideró el proceso de expansión de su compañía que empezó en Nueva York, después de haber sido administrador de inversiones en el Citi y en el Santander. Desde su base en la ciudad estadounidense, la llevó a Chile, luego a Argentina, Perú y finalmente Colombia para completar su red regional. Eso lo hace un gran conocedor de los mercados de capitales en el hemisferio.

Para el empresario financiero, claramente Estados Unidos y Europa tienen tantos problemas entre manos, que no podrán crecer rápidamente en los años que vienen. Por eso los mercados emergentes pueden aprovechar este tiempo siempre que sean disciplinados en su proceso de recuperación.

Una forma de acelerar el crecimiento empresarial está en hacer mayores y más eficientes los mercados de capitales locales. Esto se conseguiría con la integración de países.

Para Manuel Balbontín, la integración de los mercados de valores de América Latina es un hecho. Se tardará cuando menos un par de años, porque la unión depende mucho de la homogenización de las regulaciones. Sin embargo, le parece que es un asunto inexorable. “Tiene que pasar”, dice.

Ya hay compañías peruanas haciendo emisiones de bonos y acciones en Chile. De igual forma, hay empresas chilenas que quieren acudir al mercado de Lima. Antes, señala, las empresas solo querían inscribir sus títulos en las bolsas de Estados Unidos. Hoy los inversionistas institucionales en la región, tienen una buena capacidad para absorber los papeles que se emitan en el vecindario.

Solo el mercado chileno vale US$400.000 millones, explica Manuel Balbontín. Los fondos de pensiones colombianos pueden invertir

La estrategia que se debe seguir posiblemente está en unir los mercados de Colombia, Chile y Perú y luego atraer a Brasil, que es el 50% del mercado de la región. La integración parece inexorable. “Si no se hace, sería un gran fracaso”, opina. “Colombia, Chile y Perú lo quieren. Los inversionistas lo quieren”, añade.

No obstante la mayor dificultad, destaca, la pondrán los corredores de valores en cada uno de los países. “Eso es natural”. Las firmas querrán defender sus nichos de mercado. No obstante, ya hay otras firmas que han adoptado una posición más agresiva. Es el caso de la colombiana Interbolsa o la chilena Larraín Vial, que tiene presencia activa en otros países de la región.

Si las cosas funcionan como deben, esas firmas comisionistas multilatinas serían las que se queden con la mayor parte de los negocios importantes.

Una integración de los mercados tiene además un resultado colateral interesante que destaca el fundador del Grupo Compass. Promoverá la construcción de instituciones, que serán difíciles luego de echar atrás. Habrá, por ejemplo, mayores riesgos para quienes quieran nacionalizar empresas, subir impuestos o ponerle trabas a los flujos de capital. Facilitará el establecimientode una mayor seguridad en la política económica de los países de la región. “Ese será el futuro”, dice el ejecutivo.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?