| 10/15/2013 6:03:00 AM

La piedra en el zapato de Obama

John Boehner es el número 10 de Los Republicanos, es líder del partido conservador, también es quien le puede hacer la vida posible o imposible a Obama desde la Cámara Baja.

A la cabeza de los Republicanos está John Boehner, a quien le tocó la tarea de oponerse a una medida temporal del Presupuesto para cubrir los gastos del gobierno estadounidense. Boehner quería aprobar la medida extraordinaria del Presupuesto pero negociar el techo de la deuda, sin embargo su partido se opuso a ambas iniciativas.

Actualmente, el partido conservador y los Demócratas dialogan para llegar a un acuerdo que lleve a ampliar la capacidad presupuestaria del país y así poder pagar las cuentas.

Pero, ¿quién es John Boehner? Este político tomó fuerza cuando Mitt Romney perdió las elecciones en diciembre de 2012 contra Barack Obama. Los seguidores del partido Republicano ven a Boehner como la nueva imagen y el líder que le dará un nuevo horizonte al partido.

Ingresó al Congreso en 1990 y en 2006 tomó el liderazgo de la mayoría republicana, sucediendo a Tom DeLay.

Su nombre ha estado consecutivamente en todos los medios del mundo desde que se presentó el cierre parcial del Gobierno norteamericano, tras la no aprobación por parte del Congreso de un de una medida extraordinaria, antes del 1 de octubre, que le permitiera a esa Nación seguir funcionando.

¿Qué no está funcionando? Las entidades no esenciales, es decir, parques nacionales, monumentos históricos y museos, inspecciones sanitarias de rutina, programas de investigación médica, líneas telefónicas de consultas médicas, verificación de estatus de residencia legal para nuevos empleados inmigrantes, casos de juicios civiles en el Departamento de Justicia, cierre casi total de la Agencia de Protección Ambiental, oficinas regulatorias del Departamento de Trabajo, operaciones de Seguridad Social no asociadas al envío de cheques de pensiones, retraso en el procesamiento de visas, interrupción de algunos servicios médicos para veteranos. Es así como 800,000 trabajadores del Gobierno que dejan de laborar.

¿A que se opone el político republicano? El congresista tiene una posición conservadora en la mayoría de los proyectos es por esto que no está de acuerdo con aumentar el techo de la deuda. El límite de endeudamiento es la capacidad que tiene Estados Unidos para contraer nuevas deudas para poder cumplir con las adquiridas en el pasado. Si éste no se aumenta, el país más poderoso del mundo entraría a suspensión de pagos.

Mientras Obama busca el aumento en el techo de la deuda, lo que permitiría solucionar el estancamiento fiscal, Boehner advirtió, antes de sentarse a negociar, que el aumento solicitado por la Presidencia debe estar acompañado de reformas fiscales y reducción del déficit del gobierno.

"No podemos elevar el techo de la deuda sin hacer algo con respecto a lo que nos está llevando a pedir más dinero prestado y a vivir más allá de nuestros medios", enfatizó.

La lucha de poderes está por definirse, mientras tanto la fecha para extender el límite de la deuda, que es de US$16,7 billones en la actualidad, termina el 17 de octubre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?