| 8/6/2012 8:00:00 AM

Inversionistas están confiando menos en Europa

La confianza económica en la zona euro bajó en agosto por quinto mes seguido y tocó su menor nivel en más de tres años ante las preocupaciones por la crisis de deuda del bloque, mostró el lunes un indicador del grupo de investigaciones Sentix.

Sentix dijo que su índice mensual de la confianza del inversor en el bloque monetario de 17 naciones bajó a -30,3 en agosto, comparado con -29,6 en julio, aunque resultó ligeramente mejor que el consenso de las proyecciones recopiladas por Reuters, de una contracción a -31,0.

Unos comentarios que había hecho el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi el jueves, de que el BCE podría comenzar a comprar títulos públicos de nuevo para reducir el elevado costo del financiamiento en España e Italia, parecían haber limitado el daño.

El componente de las expectativas del índice mejoró ligeramente por primera vez en muchos meses, elevándose a -23,3 desde -24,0 en julio.

"La razón principal de esto fue probablemente la defensa inusualmente enérgica del euro de parte del presidente del BCE, Draghi", dijo Sentix en su reporte.

"Los resultados del sondeo sugieren que esto tranquilizó a los inversores, especialmente los institucionales, de que habrá nuevas medidas (también de los políticos) para salvar a la moneda común", agregó.

Igualmente, un subíndice de la situación actual siguió bajando en agosto, hasta -37,0 desde -35,0 el mes previo.

Esto llevó al índice general a su menor nivel desde julio del 2009.

Un índice por separado, para Alemania, cayó a 1,3 desde 2,2 a pesar de una ligera mejora en el componente de expectativas. Un índice para Estados Unidos también disminuyó, mientras que el de Asia sin contar a Japón aumentó. Reuters
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?