| 11/5/2013 5:50:00 AM

Un año después…

Ya se cumplió un año del anuncio sobre la restricción de liquidez de Interbolsa, y su intervención; el siete de este mes se cumple el de su liquidación, pero aún falta mucho para darle fin a la trama.

15 días antes de que el grupo Interbolsa reconociera que tenía restricciones de liquidez, la firma había anunciado que planeaba expandirse a Chile y Perú.

El primero de noviembre mediante un escueto comunicado respondió que “la sociedad comisionista de bolsa afronta una restricción temporal de liquidez frente a lo cual de manera responsable, y proactiva, se encuentra explorando todas las alternativas a su alcance para atender esta situación lo más pronto posible”.

Hasta ese momento sólo se indicaba que no contaba con la capacidad de adquirir préstamos pero que las operaciones continuarían. Se desenmascaró a la organización un día después cuando la Superintendencia Financiera de Colombia decide intervenirla.

Lea también Los $20.000 millones que hicieron tambalear a Interbolsa

Con la medida se decidió la toma de posesión inmediata de bienes y haberes de la comisionista Interbolsa y un superintendente delegado se encargó de guiar a la firma y vender activos.

Al parecer sobre este proceso, los clientes de la comisionista fueron los mejor librados. Un año después y durante su rendición de cuentas, la Superintendencia Financiera de Colombia, indicó que los clientes de la corredora de bolsa tienen a salvo sus recursos.

El superfinanciero, Gerardo Hernández, aseguró que los recursos del balance fiduciario se devolvieron en su totalidad a los inversionistas.

A la fecha, en recursos de clientes se devolvieron $169 mil millones, lo que representa el 98.9% de los recursos que tenía la comisionista en su poder, quedando un saldo pendiente de $2.400 millones.


Así mismo se trasladaron 44.692 portafolios de 17618 clientes es decir el 98,6%, quedando pendientes solo 635 portafolios de 447 clientes.

De la cartera colectiva que administraba la comisionista ya se devolvió el 86%.

En cuanto a la SAI Interbolsa se trasladaron la mayoría de carteras colectivas y fondos de inversión que administraba la firma. En el mes de noviembre de 2012 la SAI administraba $2,15 billones mientras que a la fecha administra $333.640.365.684 de las carteras colectivas Credit y Factoring que están en liquidación.

Procesos en la Superfinanciera


Actualmente avanzan 33 actuaciones administrativas con pliegos de cargos sobre asuntos relacionados con:

(i) La posible manipulación del precio de las acciones de Fabricato,
(ii) Posible manipulación de la liquidez de la acción BMC
(iii) Conflicto de interés y omisiones en el deber de suministrar al mercado información relevante como emisor por parte de la Holding
(iv) Incumplimiento de los deberes de la SAI en el manejo de operaciones no permitidas con las carteras no administradas, incluida la de la Clínica la Candelaria,
(v) Incumplimiento en las normas de los contratos de corresponsalía y
(vi) Incumplimiento en los deberes de los administradores en la compra de acciones de Interbolsa por parte de ING- Fondo de Pensiones.

Y la holding…

En la comisionista todo parece estar bajo control, otra cosa distinta ocurre con el Grupo Interbolsa, que como lo ha mencionado Gerardo Hernández en el último año, no existe una regulación en Colombia que permita vigilar a la holding, es ahí donde están la mayoría de problemas de Interbolsa.

Al grupo Interbolsa le echó mano la Superintendencia de Sociedades, entidad que lo vigila por captación ilegal de recursos y el 16 de noviembre inició el proceso de liquidación nombrando a Pablo Muñoz como liquidador. Tras varias reuniones con abogados representantes de los inversionistas se conoció la existencia de Valores Incorporados S.A.S., Rentafolio Bursátil y financiero S.A.S. e Invertácticas S.A.S. Sobre las dos primeras se ordenó la intervención mediante la toma de posesión de los bienes.

Pero no fueron las únicas empresas por salir a flote en el mapa de Interbolsa, también afloraron Manantial SPV S.A.S.; Giteco S.A.S. P&P; Investment S.A.S.; todas se sometieron a control.
No se escaparon de la supersociedades, las empresas del empresario Víctor Maldonado: Las Tres Palmas Ltda. y Helados Modernos de Colombia S.A. y Malta S.A.

Más allá de las fronteras colombianas, se ordenó la intervención mediante la toma de posesión de los bienes del Premium Capital Investment Advisor Ltd.
con domicilio en Bahamas y a las personas naturales Claudia Patricia Aristizábal González, Ricardo Emilio Martínez Gómez, Alfredo Manuel Archila Mera, Olga Giselle Mena Herrera, Tomás Jaramillo Botero, Juan Carlos Ortiz Zárrate, Rachid Maluf Raad y Juan Andrés Tirado.

Otras entidades que hacen parte de las aristas de la holding y que realizaron actividades de captación ilegal son: Gestión Patrimonial S.A. con un valor aproximado de captación de $370 mil millones; Industrias Metálicas Floreña con $2.500 millones y Link Global S.A. con $21.000 millones.

El superintendente Luis Guillermo Vélez reveló que la deuda de la Holding asciende a US$130 millones, de los cuales solo se tienen US$35 millones para pagar. Así mismo, en el Fondo Premium adeuda US$164 millones y sólo hay US$70 millones para devolverle a los inversionistas.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?