| 8/21/2012 5:58:00 AM

Incluso con crisis, las emisiones son una gran oportunidad

Así lo expresó el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, en entrevista con Dinero.com, en donde el directivo señaló que las mismas condiciones de crisis harán que la renta varible sea más barata que la deuda.

¿Cómo ha sido la evolución de la bolsa en estos últimos años?
Creo que todo el país reconoce que la evolución de la bolsa y del mercado de capitales y bursátil en los últimos 10 años ha sido extraordinario de un mercado muy pequeño, poco inclusivo y que no daba muchas alternativas ni a los inversionistas ni a las empresas, mientras que hoy en día tenemos un mercado dinámico y que hoy en día está ofreciendo alternativas y opciones a todos los participantes del mercado.

Es por esto que hemos insistido en que la bolsa cumple un papel muy importante en el desarrollo de mercado de capitales y este a su vez en la economía nacional, pues las empresas colombianas para salir a competir necesitan tener acceso a fuentes de financiación adecuadas con costos eficientes y un mercado de capitales ayuda a construir esto para una economía. Además para fortuna del país, el contexto macro económico y de inversión hacia este, y la evolución regulatoria ha conducido a materializar el sueño de que el mercado de capitales sea relevante y contribuya al desarrollo.

¿Cuánto ha crecido el mercado en participación?
El incremento de participación es extraordinario. De menos de unas 200.000 personas hace seis años, hoy estamos en más de un millón de personas, lo que nos lleva a tener gran importancia porque este millón está vinculado de forma directa y si a esto se le suma la vinculación indirecta a través de los fondos de pensión en donde existen más de siete millones de colombianos, ratificamos este dinamismo. No obstante a eso el mercado sigue siendo chico, hay muchísimo por hacer, en términos de conocimiento y acceso, pues la idea es que le gente entienda que es y que se hace aquí y que sea más fácil entrar.

¿Qué estrategia están manejando para seguir creciendo?
Por el momento estamos presentes hoy en más de 15 ciudades con los puntos BVC, que son aproximadamente 25 puntos. La idea es abarcar al menos tres ciudades más antes de finalizar el año, en donde lugares como Villavicencio, puedan tener un espacio donde los inversionistas de la región se acerquen e involucren a través de información y los cursos. Son puntos de contacto del mercado y la población.

¿Qué le pediría al gobierno si el borrador que se conoció de la reforma tributaria se lleva a cabo, para efectos del mercado de capitales?
Es injusto comentar sobre una información parcial y que claramente no es la información oficial. Sin embargo, el único mensaje que hemos mandado y que le seguiremos mandando al gobierno es que es muy importante velar por la competitividad del mercado colombiano. Por lo que así como es importante que en la reforma tributaria las empresas colombianas, a través del régimen tributario mejoren su nivel de competitividad, lo mismo que sucede con los mercados de capitales, que no puede perder esa competitividad frente a los vecinos.  Hoy Colombia tiene una posición muy favorable en términos del tratamiento tributario, y lo que pediríamos es que en la reforma se adecuaran estas condiciones de competitividad internacional.

¿Qué le faltaría al mercado en términos de regulación?
Todo lo que tiene que ver con el mercado de renta variable está muy bien adecuado. Pero consideramos que los mercados de derivados y de renta fija no tanto, y ahí creemos que existen puntos para mejorar. Además creemos que el régimen tributario de las empresas sea neutral a las fuentes de ingresos extranjeras de las empresas. Lo que quiere decir que si una empresa colombiana tiene inversiones en diferentes países de la región , que el sistema tributario colombiano no le genere doble tributación a la empresa porque entonces lo que hacemos es incentivar que las empresas colombianas inviertan a través de compañías en panamá u otros sitios, por lo que la neutralidad es importante para las empresas nacionales y el mercado local.

¿Cómo se percibe el mercado local en el exterior?
Todos sabemos que Colombia está en un buen momento y con un posicionamiento internacional favorable, hay muchísimo apetito por Colombia, hay inquietud e interés por conocer mejor el país. Lo cual se traslada al mercado, evidentemente. Pero se debe reconocer que seguimos siendo chicos y todavía hay mucho por hacer o desarrollar en el mercado para decir que somos un mercado maduro y posicionado a nivel internacional, y si bien nuestro mercado apenas empieza y es interesante, también es claro que aún no estamos consolidados.

¿Porqué no ha podido despegar el mercado global y qué se ha hecho para que se dinamice?
El mercado global arrancó con un pecado original, entendible desde el punto de vista regulatorio porque se instrumentó tal vez como un piloto, porque era cambiar un poco la mentalidad de lo que se hacía en el país, lo cual es positivo, pero limitó la herramienta a sólo los inversionistas profesionales. Y en el interés de dar ese paso en el plan piloto, nos pareció a todos razonable en ese momento, pero ya a la luz de los hechos hemos entendido que esa decisión fue equivocada.

Y fue errónea porque los inversionistas profesionales ya tenían acceso a invertir en los valores del exterior, directamente en las plazas primarias, y el valor agregado que le damos a ese inversionistas profesional es muy bajo. Contrariamente a las personas naturales que no les es tan fácil acceder a las plazas primarias es en donde vemos que hay un interés importante de poder negociar esos valores en Colombia. Por lo que desde hace más de un año tenemos una solicitud al Gobierno Nacional para que se abra la oportunidad de inversión en esos valores a las personas naturales.

¿Qué resultados ha generado el Mila, para el mercado local?

El balance del Mila es extraordinario. Tener un año largo de operaciones en el Mercado Integrado es una satisfacción y ha despertado mucho interés, de los reguladores, de los inversionistas, de los emisores, de los intermediarios, y eso es precisamente de lo que se trataba, de subir el perfil de nuestro mercado, de la mano de nuestros socios, Perú y Chile y mostrar que tenemos diferentes cosas que ofrecer de los otros actores de la región y de fuera de la región. Creo que en ese orden de ideas el objetivo se ha cumplido. Además se demostró que en América Latina la integración financiera es posible y no es el fin del mundo, puesto que siempre hubo un recelo sobre que esto implicaba renunciar a la soberanía nacional, además de todo el aprendizaje que nos ha generado.

¿Qué tan factible es que se sigan realizando más emisiones este año?

La dinámica ha sido muy positiva en cuanto a las emisiones recientes, pues se gestaron hitos en el país que nos han puesto en visibilidad nacional e internacional, tal como lo es la emisión de Ecopetrol. Pero también el número y tamaño de las emisiones fue importante para posicionar a Colombia como un mercado líder en emisiones en la región, después de Brasil, pero con capital local, lo que nos lleva a percibir que existe público para apoyar el capital de las empresas. Sin embargo, las condiciones económicas han cambiado de manera significativa y el nivel de incertidumbre que nos llega desde Europa ha afectado el ánimo en el mercado en Colombia y el resto del mundo, y eso hace que no sea un momento propicio para emisiones, pero en la medida que esas condiciones se aclaren o tranquilicen se deberían reabrir las oportunidades de emisiones.

No obstante, estructuralmente hay un balance muy positivo para los emisores, pues los inversionistas necesitan tener una exposición a renta variable, y estamos enfrentados a un escenario de tasas de interés bajas en el mundo entero por los próximos 10 años, lo que envía a los inversionistas a buscar oportunidades de rentabilidad en otros lados y quienes tienen la oportunidad de hacerlo pueden generar retornos de dos dígitos.  Los emisores así van a tener una oportunidad muy interesante. La coyuntura obviamente hace ver las cosas difíciles hoy, pero si se proyecta a futuro, la renta variable va a estar muy privilegiada y las empresas que así lo vean van a poder conseguir recursos de capital muy baratos. Es irónico decirlo, pero la renta variable va a ser más barata que la deuda.

¿Cuáles son las estrategias a futuro?

Hemos lanzado muchos productos y muchas iniciativas en los últimos años, y creo que el interés inmediato es consolidar un poco más eso. El mercado de derivados apenas va en desarrollo, el futuro de IBR tan solo tiene un mes y es un producto muy importante para el mercado financiero y lo que necesitamos es reforzarlos.  También queremos fortalecer todo lo que es información y transparencia hacia el mercado con nuestros emisores, pues la idea no es que sólo cumplan lo mínimo, sino que se mejore el estándar nacional. Por lo que hay que mejorar todo lo que tiene que ver con relación con los inversionistas, de modo que se logre superar los retos, que son ampliar el acceso, y tener una posición más internacional y global.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?