| 10/2/2017 4:21:00 PM

Huracanes no minaron la confianza en Estados Unidos

A pesar del impacto de los huracanes sobre Texas y Florida, la confianza de los industriales sigue mejorando y se encuentra en máximos de más de una década.

Encuesta ISM manufacturera en Estados Unidos alcanza el mejor nivel desde 2004. Donald Trump, tomaría decisión sobre la presidencia de la Reserva Federal en “dos o tres semanas”.

La encuesta ISM del sector manufacturero estadounidense, uno de los principales indicadores líderes de actividad, se caracterizó por resultados favorables en septiembre. No solamente mantuvo la tendencia alcista de los últimos meses, sino que sorprendió al alza y alcanzó el punto más alto de la serie desde 2004. Puntualmente, el indicador principal se ubicó en 60,8 (50 es el nivel neutral del balance de respuestas), por encima del mes previo (58,8) y de la mediana de pronósticos de los analistas (58,1).

Más allá de lo anterior, los componentes de la encuesta presentaron resultados favorables que sustentan la lectura positiva de la encuesta. El resultado es relevante pues confirma el estado favorable de la economía estadounidense. A pesar del impacto de los huracanes sobre Texas y Florida, la confianza de los industriales sigue mejorando y se encuentra en máximos de más de una década. No menos importante, genera un sesgo alcista para la estimación del crecimiento de la economía en el tercer trimestre, lo que podría contrarrestar el efecto de los fenómenos climáticos.

Siguiendo con Estados Unidos, se conocieron detalles sobre el proceso de elección del nuevo presidente de la Reserva Federal (Fed). Donald Trump tuvo cuatro reuniones con candidatos al cargo, que incluyen a K. Warsh, J. Powell y G. Cohn. Adicionalmente, el presidente estadounidense señaló que tomará una decisión en las próximas “dos o tres semanas”.

K. Warsh sigue siendo uno de los candidatos más opcionados y el resultado de la reunión fue “muy positivo” según una fuente cercana al proceso. Cabe señalar que Warsh tendría un perfil que se inclina del lado hawkish que se deriva de su paso por la Junta de Gobernadores de la Fed. Si en los pronósticos más recientes del Banco Central ya se destacaba un tono menos expansivo en términos de tasas, la posible elección de Warsh emerge como otro factor alcista en las tasas de la deuda pública.

Puede interesarle: Mientras el dólar baja, el euro se valoriza

Hechos puntuales en el mundo avanzado acentuaron la revaluación del dólar, sustentada además en la expectativa de la nueva presidencia de la Reserva Federal. Precios del petróleo corrigen a la baja mientras se desvanecen los choques alimentaron su reciente repunte.

El dólar se fortaleció a nivel global, hecho acentuado entre las monedas de economías avanzadas. Una de las razones de este comportamiento fue el desempeño del euro, que se devaluó 0,7% tras la consulta independentista de Cataluña. Otra de las principales razones fue la devaluación de 0,9% de la libra esterlina, en medio del congreso anual del Partido Conservador, en el que T. May, actual primer ministra, buscaría reducir las diferencias internas del partido respecto de cómo se llevará a cabo el Brexit, lo cual estaría generando incertidumbre en el mercado.

Además de estos hechos puntuales, también fortaleció al dólar la expectativa sobre la designación del nuevo presidente de la Reserva Federal (Fed). Considerando que el candidato más opcionado (K. Warsh) se caracteriza por una postura hawkish, la perspectiva de nuevos incrementos en la tasa de la Fed en el corto plazo se fortaleció. En medio del anterior contexto, el dólar se revaluó 0,6% frente a monedas avanzadas y 0.2% frente a emergentes. En el contexto regional, las monedas latinoamericanas expusieron en promedio estabilidad, producto de un comportamiento mixto y ajustes mínimos entre las monedas de la región. En el caso local, la tasa de cambio colombiana se devaluó 0,4% frente al dólar, con una cotización de $2.950.

Para cerrar cabe señalar que el precio del petróleo cayó -1,8% en la medida que los choques que permitieron su avance se van desvaneciendo. A saber, el mes pasado el precio del petróleo aumentó principalmente por la reversión del efecto de Harvey sobre la cotización de esta materia prima, los anuncios de la Opep sobre su disposición a extender el acuerdo de recortes más allá del primer trimestre de 2018 y la crisis en el Medio Oriente por las elecciones independentistas de los kurdos iraquíes. En la medida en que avanza el tiempo el mercado ajusta nuevamente sus posiciones y seguramente exigirá mayor detalle sobre el acuerdo de la Opep para la reunión ordinaria del cartel a celebrarse en noviembre.

Recomendado: J-Coin, la nueva moneda virtual que entraría a competir con el efectivo

Tasas de los títulos de menor plazo incorporó decisión de política monetaria de pausar el ciclo de recortes en tasa. Investigaciones Económicas considera que el Banco de la República retomaría el ciclo expansivo a inicios de 2018.

En la presente sesión el mercado de deuda pública local presentó pérdidas. La caída de los precios del petróleo fue el principal determinante de su comportamiento, así como la decisión de política monetaria del Banco de la República el viernes previo. En la sesión la curva de TES tasa fija se desplazó en promedio +3pb, con ajustes en el tramo corto, medio y largo de +4pb, +4pb y +2pb, respectivamente.

Sobre la reunión del Banco de la República (BR) de septiembre, cabe destacar que en línea con la expectativa de la mayoría de analistas y el mercado, la entidad mantuvo inalterada su tasa de interés de referencia en 5.25%. Así, cierra lo que Investigaciones Económicas (IE) considera la primera etapa del ciclo de flexibilización de la política monetaria, que comenzó en diciembre de 2016 y completó una reducción de -250pb en la tasa de referencia. Para destacar, el comunicado incluyó un cambio relevante, al mencionar que una política monetaria expansiva podría darse dependiendo de las proyecciones de inflación, la brecha del producto y el déficit de cuenta corriente, abriendo la posibilidad a nuevas reducciones de tasa de interés y sería la primera señal que confirmaría que una segunda etapa del ciclo de relajación de la política monetaria podría darse en el futuro cercano.

Así las cosas, IE prevé que el BR mantenga sin cambios su tasa de interés de referencia en 5.25% en lo que resta del año y retome el ciclo de menores tasas comenzando 2018, cuando la inflación vuelva a entrar dentro del rango meta y las inflaciones básicas tengan un mejor comportamiento. Específicamente, IE espera una reducción hasta 4.50% en múltiplos de -25pb mensuales durante el primer trimestre de 2018. Sin embargo, si se presentan sorpresas bajistas en inflación, el BR podría anticipar el ciclo de recortes, como también lo haría si la economía presenta una dinámica más débil de la prevista (proyección del BR de crecimiento 2017: 1.6%).

*Con información de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.