| 7/9/2010 6:00:00 AM

Greystar tan atractiva como riesgosa

La compañía minera que estaría llegando a la Bolsa de Valores de Colombia en agosto ofrece un buena posibilidad de ganar en acciones. Pero como todas las inversiones que prometen alta rentabilidad, Greystar es claramente para los inversionistas más arriesgados.

De diez empresas que en el mundo realizan análisis a Greystar, siete recomiendan comprarla con visión de alto riesgo y las tres restantes RBC Capital, BMO Capital y Scotia Capital recomiendan esperar. Las que recomiendan comprar ven la acción a finales del 2010 en la Bolsa de Toronto a un precio entre 7,75 y 8,60 dólares canadienses, es decir una valorización entre el 76% y el 95%.

En Colombia, la firma comisionista de bolsa Interbolsa hace el análisis de esta empresa. La recomendación de los analistas es de compra, pero aclaran que es una inversión riegosa. El precio objetivo de Interbolsa es 7,70 dólares canadienses en diciembre de 2010, el precio de la acción aumentaría 75,4%.

“Esta es una inversión atractiva por el retorno esperado, no obstante es de alto riesgo por los riesgos ambientales y operacionales asociados a la trabajo minero, por lo cual no es adecuada para inversionistas con baja tolerancia al riesgo”, dice Jorge Zúñiga, analista senior de acciones de Interbolsa.

Totalmente atractiva

Greystar es una empresa que promete generar unos ingresos muy importantes, pues tiene el depósito de oro y plata de Angostura como proyecto principal, localizado al nordeste de Colombia a 55 kilométros por carretera desde Bucaramanga.

La mina de Angostura, es el proyecto aurífero más grande que tiene Colombia en desarrollo con una producción potencial que puede alcanzar 500.000 onzas diarias. Greystar Resources contrató a GRD Minproc Limited para realizar un estudio de pre factibilidad en la mina, el cual estima unas reservas totales de 8,5 millones de onzas de oro (probadas 3,5 millones de onzas y probables 4,9 millones de onzas) y un total de reservas de plata de 50,7 millones de onzas (probadas 21,1 millones de onzas y probables de 29,6 millones de onzas), que explotarían en 15 años.

Según el análisis de Interbolsa, Greystar tendría flujo de caja positivo hasta después del quinto año de entrar en operación. Esto lo que demuestra es que la inversión en este tipo de compañías debe pensarse a largo plazo. Las fluctuaciones en el corto plazo podrían ser efecto de la especulación.

Por otro lado, una de las ventajas de invertir en compañías canadienses, es que por lo general antes de empezar a producir, ya han realizado todos los estudios de factibilidad de los recursos que quieren explotar. Por lo tanto, después de empezar la operación, los ingresos están casi garantizados. Es el caso de Pacific Rubiales, que por utilizar esta estrategia ha tenido tanto éxito en su operación y la acción es una de las reinas de la bolsa.

En su experiencia internacional, Greystar está inscrita en las bolsas de Toronto y Londres como un proyecto de emprendimiento. El año pasado en la bolsa de Toronto la acción se valorizó 224%. Este año por la incertidumbre acerca de la aprobación de la licencia de explotación por parte del Ministerio de Medio Ambiente, la acción se ha desvalorizado 35%.

Los riesgos más importantes

En el anterior Código Minero las actividades mineras eran restringidas en parques naturales nacionales, parques naturales regionales y reservas forestales. Ahora, con una ley que expidió el gobierno, modifica el Código e incluye a los páramos como lugares restringidos para la actividad minera.

El problema para Greystar está en que el 52.9% del área requerida para el desarrollo y la operación el proyecto Angostura está situada en el páramo de Santurban, lo que hace que el proceso de aprobación en el trámite de la licencia ambiental para explotación se demore, pues el gobierno deberá requerir a la compañía políticas que reduzcan el impacto ambiental.

Aunque los analistas cuentan que la probabilidad de que Greystar obtenga la licencia ambiental es alta, este aspecto ha afectado el comportamiento del precio de la acción y puede hacer más demorado el proceso de producción y generación de ingresos.

“Hay alta probabilidad de que le otorguen la licencia a Greystar porque en la antigua ley no estaban contemplados los páramos como lugares no permitidos para la explotación minera”, dice el analista de Interbolsa.

La empresa calculaba el año pasado que la licencia para empezar la operación podría salir en septiembre de 2010. Así se lo manifestó a Dinero.com el vicepresidente ejecutivo de la firma minera canadiense Greystar, Frederick Fólder.

Sin embargo, el Estudio de Impacto Ambiental que debe realizar el Ministerio de Medio Ambiente para otorgar la licencia atrasaría el proceso por lo menos un año. Por lo tanto, el estudio de pre factibilidad y las proyecciones de la empresa indicaban que la etapa de inicio del proyecto sería en el 2012, pero por estos inconvenientes, se proyecta que el comienzo de la etapa inicial se aplace para el año 2013.

Aunque es un proyecto bien definido, han proyectado una inversión de hasta US$950 millones, de los cuales han ejecutado US$150 millones en exploración y en el momento que les den la licencia deberán adquirir una maquinaria en la cual piensan invertir US$450 millones. El dinero para estas inversiones deberá ser adquirido por medio de la emisión de bonos o acciones, es decir, la compañía tendría que apalancar su operación por lo menos hasta el año 2012.

“Greystar, como las otras empresas canadienses, debería ser una inversión a largo plazo con un perfil de riesgo alto, porque son empresas que no están generando ingresos, se encuentran trabajando sobre un proyecto, pero pueden generar alta rentabilidad cuando empiecen la operación”, dijo Jorge Zúñiga de Interbolsa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?