| 1/8/2014 10:30:00 AM

Sanción a Global Securities

Dentro de los hechos investigados se encuentran la actuación de dos ex-funcionarias que celebraron operaciones por cuenta de clientes sin contar con la debida autorización.

El Autorregulador del Mercado de Valores (AMV) impuso a Global Securities S.A Comisionista de Bolsa, a través de la suscripción de un Acuerdo de Terminación Anticipada, una sanción de multa por $120.000.000.

Dentro de los hechos investigados que motivan la sanción se encuentran la actuación de dos funcionarias (ya desvinculadas de la sociedad comisionista) que celebraron operaciones por cuenta de clientes sin contar con la debida autorización y suministraron información inexacta e incompleta a algunos clientes en relación con la composición y valoración de sus portafolios.

Adicionalmente, en el período evaluado, la sociedad comisionista incumplió el deber de contar con mecanismos eficientes para efectuar grabaciones de llamadas y desconoció el deber de rendición de cuentas en relación con algunas de las operaciones celebradas por uno de sus clientes. Como consecuencia de estas conductas se concluyó, igualmente, que hubo deficiencias en el sistema de control interno del intermediario.

Para la determinación de la sanción se consideraron, además de los hechos reprochados, las medidas adoptadas por la sociedad comisionista frente a los mismos, como la reparación a algunos clientes, las medidas disciplinarias internas adoptadas sobre las funcionarias involucradas y las denuncias presentadas por el intermediario, entre otros.

Sobre la sanción impuesta, procede, considerando la colaboración brindada por la sociedad comisionista para llevar a cabo la terminación anticipada del proceso, una reducción en una tercera parte, en aplicación del reglamento de AMV y la política para la suscripción de acuerdos de terminación anticipada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?