| 12/3/2013 5:00:00 AM

¿El futuro Warren Buffett criollo?

Sebastián Mejía ha ganado este año tres concursos del mercado de valores. En el más reciente, Bolsa Millonaria, obtuvo una rentabilidad del 49,2% vendiendo y comprando acciones. ¿Quién es y cuáles son sus proyectos?

Tiene 22 años y en febrero del próximo año Sebastián Mejía Guerra se gradúa como economista en la Universidad Pontificia Bolivariana.

De manera paradójica, su mamá no es muy amiga de las inversiones en la Bolsas de Valores, mientras que él quiere hacer del mercado de valores su vida.

La primera vez que participó en la Bolsa Millonaria, concurso de la Bolsa de Valores de Colombia, fue en el primer semestre de 2011. En aquella oportunidad no ganó. Pero la experiencia le permitió en el primer semestre de este año repetir quedando en quinto lugar con una rentabilidad de 13,87%.

La Bolsa Millonaria es un concurso que semestralmente realiza la Bolsa de Valores de Colombia para estudiantes con el fin de promover el mercado de capitales. A los jóvenes se les proporciona un simulador de inversiones a través de Internet en tiempo real, en el que los participantes compran y venden títulos de renta variable (Acciones).

Hacer una rentabilidad del 13,87%, de acuerdo con Juan David Ballén analista de Alianza Valores, es muy bueno teniendo en cuenta que en el primer semestre del año estuvo enmarcado por un entorno difícil. “En ese período las acciones caían y los rendimientos de las carteras colectivas y de las fiducias fueron negativos”.

Luego de haber logrado un rendimiento de 13,87%, Sebastián, Junto a Mauricio Ramírez, decidieron participar nuevamente en el segundo semestre de este de este año. En esta ocasión logrando una rentabilidad de 49,2%. Si ya 13% era muy bueno, el 49% es un récord en el concurso de la Bolsa de Valores de Colombia.

La estrategia, además de hacer análisis fundamentales y técnicos, fue cortar pérdidas en el 3% y tomar utilidades en el 10%.

Para esta versión del concurso, los jóvenes decidieron invertir en Petrominerales que les dio una rentabilidad de 24%; Coltejer, 13%; Fabricato, 43%; Mineros, 8%; Pacific, 3% y Canacol entre 2,5% y 4%. Las pérdidas fueron arrojadas por los títulos Ecopetrol, un 1%; Celsia, 3,3% y Canacol, 07%.

De esta manera, el capital inicial que era de $100 millones, terminó aumentando en $49,2 millones.
“Me levantaba desde temprano a leer las noticias que podrían afectar al mercado y a estudiar todos los análisis sobre las compañías”, dice Sebastián.

Otro de los concursos que Sebastián puede anexar orgullosamente a su hoja de vida es el de Arquitectos del Mercado del AMV en el cual logró el segundo puesto, categoría Pregrado, con el trabajo Contratos por diferencias (CFD´s) como instrumento del mercado de valores colombiano.

“Nos han ofrecido para que manejemos las inversiones de otras personas, más que todo familiares y amigos”.

Está a la espera de tener su diploma de economista para empezar a buscar trabajo, por lo pronto tiene claro que este es un negocio de responsabilidad por el riesgo “aquí hay que cortar las pérdidas, si uno se queda esperando y aguantando las bajadas pierde el capital”. Y mientras obtiene su primer empleo, concluye esta entrevista afirmando que quiere hacer de la bolsa su vida y su pasión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?