| 7/9/2013 6:30:00 PM

FMI golpeó a las bolsas latinas

Pese a las ganancias anotadas por Wall Street, las bolsas latinoamericanas no ignoraron la rebaja hecha por el FMI a sus previsiones de crecimiento económico mundial.

Por segunda vez este año, el FMI rebajó sus estimaciones mundiales, esta vez dos décimas tanto para 2013 como para 2014, tras revisar a la baja sus previsiones para la Eurozona, Estados Unidos y
economías emergentes como China, India, Rusia y Brasil.

En Latinoamérica, región que según el FMI crecerá este año el 3%, cuatro décimas menos de lo previsto anteriormente, estos datos sí impactaron y, salvo México y Montevideo, los mercados cerraron con retrocesos en una jornada en la que no operaron por ser festivo dos de las plazas más grandes de la región, Sao Paulo y Buenos Aires.

Así, la ronda bursátil santiaguina retrocedió un 1,04 % en el IPSA, que quedó en 3.777,95 puntos, con un monto de acciones intercambiadas que llegó a 91.461.753.034 pesos (unos US$181,11 millones).

En tanto, el Índice General de la Bolsa de Valores de Lima cerró en 14.899,53 unidades, tras descender un 1,67 % en una sesión en la que se negociaron 25.365.860 nuevos soles (US$9.121.129).

En Colombia, el índice general (IGBC) perdió un 0,46% y terminó en 12.545,58 enteros, tras comercializarse títulos por 86.613,21 millones de pesos (US$44,95 millones).

En contraste, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se apreció un 0,37% y el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ubicó en 40.221,00 puntos, luego de transacciones por 12.173 millones de
pesos (US$945 millones).

Por último, en el mercado de Montevideo, el Imebo cerró con una variación positiva del 0,42 % y llegó a los 3.772,05 unidades, con 290.724.646 pesos (unos US$14.027.649) en operaciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?