| 3/11/2013 3:50:00 PM

Fitch sigue con buenas calificaciones para Latinoamérica

Esta vez fue para el banco de desarrollo de América Latina, que alcanzó por parte de la agencia una calificación de AA- para la deuda de largo plazo.

La agencia estadounidense Fitch Ratings realizó un nuevo reconocimiento a la estabilidad financiera de CAF, banco de desarrollo de América Latina,  al elevar su calificación de riesgo de A+ a AA- para la deuda de largo plazo; y de F1 a F1+ para la de corto plazo.

Enrique García, presidente ejecutivo de la institución latinoamericana, destacó que “se trata de un nuevo respaldo a la gestión financiera de CAF”.

Señaló, además, que la decisión anunciada por Fitch en Nueva York- “ubica a la Institución en la categoría AA por parte de las agencias de riesgo más prestigiosas a nivel internacional, lo cual redunda en mejores condiciones de financiamiento para América Latina y el Caribe”.

La decisión de la calificadora está fundamentada en la ampliación sustancial de la base accionaria de CAF en los últimos años y en los continuos aumentos de capital aprobados por parte de sus países accionistas.

CAF, banco de desarrollo de América Latina, ha participado activamente en los principales mercados de capital, formando parte de un grupo de emisores muy selectos y evidenciando su rol catalítico, al atraer fondos –con una diversa base de inversionistas– hacia América Latina desde otras latitudes, para promocionar las inversiones y la expansión productiva en sus países.

Las colocaciones de CAF entre los años 1993 y 2012 totalizan aproximadamente US$17.000 millones, que se traducen en inversión en proyectos de desarrollo para América Latina. “La presencia permanente de la Institución en los diversos mercados de capital ha permitido emitir un monto mayor a los USD 2.800 millones en el 2012”, finalizó Enrique García.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?