| 3/3/2014 6:20:00 AM

Firma de Chipre operaba sin autorización

IronFx se estableció en Colombia y promovía productos del mercado de valores sin la aprobación de la Superfinanciera, haciendo caso omiso a las normas colombianas.

En Colombia, las entidades financieras, reaseguradoras y firmas del mercado de valores del exterior que pretendan promover o publicitar productos y servicios del mercado de valores deben hacerlo a través de una oficina de representación o mediante la celebración de un contrato de corresponsalía con una sociedad comisionista de bolsa de valores o una corporación financiera.

El 29 de octubre de 2013, la entidad del exterior Ironfx Global Limited (IronFx), domiciliada en Limasol, República de Chipre, mediante apoderado especial solicitó a la Superintendencia Financiera de Colombia autorización para la apertura de una oficina de representación en el país para la promoción en el mercado colombiano y a sus residentes de servicios electrónicos de negociación forex, contratos por diferencia (CFDs) y derivados.

En noviembre del año pasado, el organismo obtuvo evidencias acerca de la presunta promoción y publicidad sin autorización de los productos y servicios de IronFx en Colombia, así como de la contratación de empleados sin contar con la autorización debida.

La ley colombiana establece que si la institución del exterior no tiene una oficina de representación o un contrato de corresponsalía deberán abstenerse de realizar actos de promoción o de publicidad de sus servicios y contratar personas.

No obstante, la entidad de control tuvo conocimiento de personas residentes en Colombia que se presentan en sus perfiles profesionales en internet como promotores en Colombia de los productos o servicios de IronFx.

Se requirió al apoderado especial de la entidad del exterior solicitando un pronunciamiento con las aclaraciones pertinentes acerca de la promoción y publicidad sin autorización de los productos y al tiempo la superfinanciera ordenó la práctica de una visita de inspección a la oficina en la que presuntamente se estarían promocionando los productos.

Aunque mediante un escrito el apoderado negó que la oficina estuviera funcionando se recolectaron pruebas suficientes acerca de la ejecución de actividades exclusivas de las oficinas de representación sin contar con la respectiva autorización.

Se constató que aproximadamente desde junio de 2013 se contrató en el país por parte de IronFx un “Office Manager” y seis “Account Managers”. Fueron contratadas directamente por la entidad del exterior, mediante el envío para su aceptación de las respectivas ofertas de trabajo, pactándose además de una remuneración básica, el pago de comisiones variables dependiendo el número cuentas que nuevos clientes abrieran en los servicios de IronFx, y el número de cuentas activas que cada una de las personas contratadas atendiera.

Los colombianos contratados como “Account Managers” por parte de IronFx realizaron manifestaciones y entregaron documentos que son fiel prueba de su contratación por parte de la institución del exterior para la realización de labores de promoción y publicidad de sus servicios.

Indicaron que les ofrecían a los clientes los productos y servicios que aparecen en la página web y en la plataforma tales como acciones, intercambio de divisas, futuros, índices, commodities y metales entre otros.

Con respecto a las comisiones se pudo constatar que por apertura de cuentas, en caso de ser mayor a US$500 el agente recibía US$25, si estaba entre $2.500 y US$10.000 recibían US$50; si la cuenta es de $10.000 a US$15.000 la comisión era de US$10 y de US$15.000 en adelante, de US$200.

Otras comisiones se recibían por volumen de acciones negociadas y otro concepto es por logro de metas por equipos a nivel mundial. Sólo uno de los agentes tenía en Colombia 12 clientes.

Adicionalmente las ofertas de trabajo se realizaron entre marzo y septiembre, meses antes que la firma hiciera la solicitud a la Superfinanciera.

Las razones anteriores llevaron a la Superfinanciera de Colombia ordenar a la entidad del exterior Ironfx Global Limited - IronFx, bajo apremio de multas sucesivas hasta por 500 Salarios mínimos, es decir, más de $300 millones, la suspensión inmediata de las actividades exclusivas de las oficinas de representación.

La decisión se oficiará a la Comisión de Valores de Chipre (Cyprus Securities & Exchange Commissions – CySEC).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?