| 6/20/2016 12:01:00 AM

SuperFinanciera necesita más poderes ante los banqueros según el FSB

Aunque a Colombia le va bien en regulación todavía necesita fortalecer algunas facultades del supervisor, estas son las recomendaciones del Financial Stabilty Board.

Colombia necesita mejorar su caja de herramientas a la hora de intervenir entidades financieras en problemas, advierte un informe del Financial Stabilty Board (FSB) de este año.

Específicamente la Superintendencia Financiera de Colombia debería tener el poder de tomar decisiones sin el consentimiento de los dueños de los bancos durante una operación de rescate. Por ejemplo, debería poder traspasar activos a una nueva entidad o venderlos a un privado para asegurarse de que las pérdidas sean absorbidas con dinero de los banqueros y no con recursos públicos. En otras palabras debería tener más poderes que le permitan proteger a los contribuyentes del mal manejo de los bancos.

Sin embargo, el supervisor colombiano dijo que sí tiene la capacidad de ejercer sus poderes de intervención sin necesidad de contar con la aprobación de los banqueros ni de otros agentes.

El sistema financiero colombiano es mucho más grande y diversificado que el de países similares. De hecho sus tres bancos más grandes (Bancolombia, Davivienda y Grupo Aval) son sistémicamente importantes para la economía de Centro América. Esto ha llevado a que mejore la regulación y la capacidad de vigilar a esta industria en los últimos años.  

El FSB destacó la existencia de un periodo fijo para el Superintendente Financiero, el seguro de depósitos y la existencia de varias entidades que trabajan coordinadamente como Fogafín, la Superintendencia Financiera y el Banco de la República.

“Aunque no ha surgido ninguna falla en bancos o instituciones financieras de importancia sistémica, los fracasos de algunas entidades financieras no bancarias relevantes para su sector, y de muchas entidades pequeñas, han sido manejadas de forma efectiva”, señala el reporte.

Sin embargo, hay tareas pendientes. Una de ellas es mejorar los poderes de “resolución” de la Superintendencia Financiera para que pueda actuar con más contundencia a la hora de que una entidad financiera esté en problemas.

El organismo internacional también recomendó que se creen unos parámetros de intervención que se basen en la no viabilidad financiera de una institución, esto permitiría a las autoridades actuar a tiempo. No sólo podrían intervenir un banco que ya no es viable ni uno que pronto dejará de serlo. En este sentido también aseguró que se necesita dar mayores garantías legales a quienes tienen la tarea de intervenir un banco para evitar que en el futuro un juez reverse decisiones como las transferencias de activos y obligaciones.

Otra tarea por desarrollar es la vigilancia de holdings o conglomerados. En ese sentido el informe hace referencia a un borrador de la ley de conglomerados, que no ha sido presentada al Congreso.

También menciona que se debe ir más allá en los mecanismos de cooperación con las autoridades centroamericanas para la vigilancia de los gigantes bancos colombianos en esos países.

¿De dónde salió el documento?

El gobierno colombiano solicitó una revisión de su régimen de liquidación de bancos frente a los estándares internacionales en la materia. El análisis fue desarrollado por un equipo del Financial Stability Board con apoyo del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Las conclusiones son preliminares.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?