| 10/30/2013 9:44:00 AM

Datos apuntan a que todo seguirá igual

En manos de Bernanke están los mercados financieros que esperan la decisión de la FED sobre la reducción de las compras mensuales de bonos. Sin embargo, se prevé que la decisión se postergará.

La jornada de este miércoles se encuentra en el terreno positivo para los mercados financieros internacionales que, en medio de cifras macroeconómicas en Estados Unidos, alimentan la probabilidad de que la FED postergue la primera reducción del QE(compras mensuales de tesoros y títulos hipotecarios) para el 2014.

Algunos datos económicos de ese país se situaron por debajo de las estimaciones de los analistas lo que lleva a pensar que la Reserva Federal podría continuar con su política monetaria expansiva.

Datos macroeconómicos

*Los precios al productor durante septiembre registraron un descenso de -0,1%, batiendo las expectativas del mercado que apuntaban a un crecimiento del +0,2%. Esto elimina temporalmente las presiones inflacionarias que podrían venir por esta vía.

*Las ventas minoristas en septiembre, las cuales registraron un descenso de -0,1%.

*La confianza consumidor tuvo un descenso de los 79,7 puntos hasta los 71,2 puntos en el indicador, marcando un mayor impacto en las expectativas de los consumidores por la parálisis del gobierno en la mitad de octubre y la dificultada que tuvo el Congreso para alcanzar un acuerdo.

Toda la atención está puesta sobre la reunión de dos días del Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal, que arranca en la mañana de este miércoles y que se publicaran sus conclusiones hasta la tarde del miércoles 30 de octubre.

De acuerdo con un análisis de Global Securities "los recientes acontecimientos en Estados Unidos (ShutDown + techo de la deuda), impactarían la dinámica de recuperación de la mayor economía mundial, lo que además podría llevar a cambiar de postura a algunos de los miembros con voto de la FED".

La hipótesis, según la firma comisionista, toma mayor fuerza si se tiene en cuenta la débil generación de los pasados dos meses (agosto-septiembre) y las expectativas negativas que existen para el desempeño laboral en octubre y noviembre.

Lo anterior ha llevado a un sector del mercado a pensar en que la primera reducción del QE se vendría tan solo después del primer trimestre del 2014.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?