| 8/16/2012 3:30:00 PM

Facebook y Manchester en contravía del alza de Wall Street

La bolsa de Nueva york intensificó su tendencia alcista en la recta final de la sesión y el Dow Jones cerró con un ascenso del 0,65%. Sin embargo los dos grandes debutantes de este mercado, Facebook y Manchester, terminaron en rojo.

El Dow Jones ha cerrado con una ganancia del 0,65% hasta los 13.250 puntos, el S&P 500 ha ganado un 0,71% y el Nasdaq se ha llevado la mejor parte con una subida superior al 1% hasta los 3.062 puntos. Los datos macroeconómicos ha vuelto a estar presentes un día más con noticias no tan positivas pero que los inversionistas han digerido bien.

Sin embargo, el protagonismo se lo llevaron las caída de Facebook  y Manchester United, en donde la red social ha vuelto a acaparar la atención tras llegar el final del primer 'lock up' por el que algunos de los grandes inversores ya pueden empezar a vender sus títulos tres meses después de la salida a bolsa.  Facebook se ha desplomado un 6,23% y marcó nuevos mínimos desde que es empresa cotizada en los US$19,88.

También ha sido una jornada negra para el Manchester United, que no ha durado ni una semana por encima del precio de colocación de sus acciones, de US$14. Las acciones de club británico se han dejado en el camino un 1,78% hasta los US$13,80. Un nuevo fiasco consumado en la mayor bolsa del mundo.

Al cierre de la sesión, los índices han superado las dudas en una jornada en la que se conoció que el número de personas que solicitaron subsidios por desempleo en EE.UU. aumentó en 2.000 la semana pasada hasta situarse en un total de 366.000 personas, aunque la media en cuatro semanas bajó en 5.500 peticiones.

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?