| 6/19/2013 4:00:00 PM

Fabricato volvió al ruedo en la BVC

Tras muchas sesiones de pérdidas y bajas ganancias, este título logró el ascenso más importante durante la sesión al crecer 11,61%, con cierre de $12,50.

También se destacó por su apreciación; Cemex Latam Holding, cuyo precio creció un 4,33% a $13.980; e Isa, que ascendió un 3,41% a $7.880.

Entre los títulos con mayor descenso en la jornada el más importante fue Pacific Rubiales, con una variación negativa del 3,02% a $38.500. También se presentó depreciación en: Preferencial Carvajal Empaques (con una variación negativa de 2,64% a $4.420) y Canacol (con una variación negativa de 2,38% a $6.140).

La especie con el volumen más alto de negociación fue Ecopetrol, con $30.193,83 millones
(variación negativa en su precio del 1,44% a $4.120). También se destacaron en este aspecto, Cemex Latam Holding ($28.754,66 millones, con cambio positivo en su precio del 4,33% a $13.980) junto con Pacific Rubiales ($15.145,06 millones, con cambio negativo en su precio del 3,02% a $38.500).

El Índice de capitalización de la Bolsa de Colombia (Colcap) cerró el miércoles en 1.650,73 unidades, con un descenso del 0,31% frente a la jornada anterior. En lo corrido del año el indicador bursátil registra una variación negativa del 9,93%.

En cuanto al índice de liquidez Col20, éste bajó 0,77% a 1.254,20 unidades, y el Igbc bajó 0,65% a 13.289,34 unidades.



El Dólar:

Al cierre de la jornada, el mercado de divisas registró una tasa promedio para el dólar, de $1.900,97, lo que le significó una depreciación de $1,89 frente al promedio anterior. Así mismo, la moneda marcó un precio máximo de $1.905,75, un mínimo de $1.895,00 y un cierre de $1.896,05. En la sesión se negociaron US$869,44 millones en 1.247 operaciones. La volatilidad en el precio de la moneda fue de $10,75.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.